Solo en 67 días de estado de excepción policías y militares decomisaron 3.819 armas de fuego, 1.489 alimentadoras y 247.041 municiones.

En promedio, cada día se incautaron de las bandas de Ecuador 57 armas y 3.700 balas. Incluso se han encontrado durante los operativos 25.304 explosivos hasta este 15 de marzo, informaron las Fuerzas Armadas en un reporte.

En caletas de la Penitenciaría del Litoral, en casas usadas como guaridas y hasta enterrado en la selva o siendo traído por mar han descubierto el armamento los miembros del Bloque de Seguridad formado para trabajar durante el conflicto armado interno declarado el 9 de enero, mediante el Decreto Ejecutivo 111.

Publicidad

Los operativos continúan en distintos sectores de la Zona 8, integrada por Guayaquil, Durán y Samborondón, priorizando los distritos de mayor incidencia de delitos (Nueva Prosperina, Sur y Durán).

Este armamento y sus complementos fueron, en su mayoría, trasladados hasta las bodegas de la Policía Judicial (PJ) y algunas armas también fueron enviadas directamente al Centro de Control de Armas de las Fuerzas Armadas.

Armas de fuego halladas en escondites para evitar su decomiso en los operativos del Bloque de Seguridad contra el terrorismo en Esmeraldas. Foto: Fuerzas Armadas

Así lo explicó el capitán de fragata Mario Bonilla, jefe del Centro de Control de Armas Guayas. Él sostuvo que las armas que son parte de investigaciones judiciales seguirán en la PJ hasta que se cierre la instrucción fiscal y un juez determine que sean destruidas. Hay unas 2.000 armas en la PJ de Guayaquil.

Publicidad

El resto de pistolas y fusiles, que fueron hallados abandonados y no están ligados a casos judiciales o detenidos, ya está en la bodega de las Fuerzas Armadas y va a ser destruido en abril próximo. Este armamento corresponde a lo almacenado en los últimos seis meses (de octubre a marzo).

Solo en enero, febrero y marzo llegaron a Control de Armas de Guayas 441 elementos. Tomaron los datos de cada pistola y fusil y fueron ingresados a un sistema para su destrucción.

Publicidad

Trece detenidos con armas de fuego, municiones, explosivos y droga en patrullajes del Bloque de Seguridad en Esmeraldas

En octubre próximo se dará la segunda jornada de fundición de las armas. En esa fecha se espera que se destruya la mayor parte del armamento incautado a los grupos terroristas y en las cárceles en los últimos meses, aunque Bonilla refirió que una investigación puede tomar hasta dos años y que en los patios de la PJ hay armamento que está ahí desde el 2022.

En agosto pasado, las Fuerzas Armadas destruyeron más de 5.000 armas decomisadas en los últimos tres años.

Según los registros del Ministerio del Interior, entre 2016 y 2023 en Ecuador se han incautado 55.985 armas.

En los últimos años ha habido un incremento notable en los decomisos. La cifra pasó de 6.425 en 2016 a 4.728 en 2017, a 5.367 en 2018, a 5.512 en 2019, a 6.132 en 2020, a 7.786 en 2021, a 9.553 en 2022, a 10.500 en 2023 y en lo que va del 2024 ya son casi 4.000 armas incautadas.

Algunas armas pasarán a la fuerza pública

Las armas que están nuevas o en óptimas condiciones pueden pasar a manos de las Fuerzas Armadas o de la Policía Nacional.

Publicidad

La Corte Nacional de Justicia emitió una resolución con fecha de agosto del 2023 y en ella dice que la Fiscalía podrá solicitar al juez que en caso de dictar el decomiso, declare además el beneficio social o interés público de estos bienes, pidiendo que se autorice su uso a la institución pública.

Eso se va a aplicar desde ahora en algunos casos, como en la incautación de 122 fusiles y 49 pistolas que se dio en Galápagos en noviembre pasado. El arsenal estaba nuevo y venía en una lancha hasta el continente.

En las próximas semanas se espera que el juez del caso dicte la orden para la donación de estos fusiles y pistolas a la fuerza pública.

Otro arsenal hallado en un contenedor en el puerto de Guayaquil también sería entregado a los uniformados para que luchen contra las organizaciones delictivas. (I)