PORTOVIEJO

Familiares de Luis Júnior, de 12 años, fallecido el pasado domingo 25 en la comunidad Los Algodones, del cantón 24 Mayo, piden que se aclare su muerte. El niño vivía junto a su padre y su madrastra en esa localidad de la provincia de Manabí.

El deceso del niño aún no está claro y se mantiene bajo investigaciones de la Policía Nacional. Los parientes y personas a cargo del menor no indicaron si el niño habría sufrido algún golpe antes de su muerte; sin embargo, en la autopsia se determinó que el deceso se dio de manera natural, aunque se revelaron otros antecedentes en la salud del menor.

El día de la muerte del menor, su padre señaló al medio local JipiTv que su actual pareja lo llamó para indicarle que Luis se estaba muriendo en su domicilio, sin indicarle qué había pasado con él. “Y yo llegué a la casa, del trabajo, en verdad mi hijo se estaba muriendo, yo ya no lo pude rescatar, se me murió en los brazos, no me dijo nada el niño”, declaró. En su relato señaló que a su actual pareja le indicó que llamaría a la Policía, pero ella le respondió que no lo hiciera. Luego la mujer huyó del lugar y hasta este martes se desconocía su paradero.

Publicidad

Mientras tanto, la madre del niño reclamó que el caso no quede impune y se sancione a los culpables. Incluso señaló que su esposo tendría algún tipo de responsabilidad en el hecho.

Por su parte, Jaime Salazar, jefe subrogante de la Subzona 4 de la Policía Nacional, señaló que de acuerdo con la autopsia el niño falleció de muerte natural, no obstante, en el examen también se da cuenta de otros antecedentes que habría sufrido Luis Júnior. “Tenía muestras exteriores en su cuerpo de algún tipo de maltrato anterior, un descuido por parte del menor en su alimentación, ya que como resultado de la autopsia tengo entendido que, según información personal de la Dinased, la causa de la muerte se origina de forma natural y se origina también por neumonía y por una situación de desnutrición”, declaró.

Edith Nonura, vecina de la casa donde el menor vivía, indicó que cuando observó el cuerpo del menor se percató de cortes en la piel, incluso a la altura de la oreja y otras lesiones que habría recibido el niño semanas atrás.

Mientras, familiares de la pareja del padre de Luis Júnior dijeron desconocer el paradero de ella y temen por su vida.

“Alertamos a la ciudadanía que cuando sepan o conozcan de estos casos no callemos, denunciemos, hagamos conocer a las autoridades, en este caso a la Dinapen (Dirección Nacional de Policía Especializada para Niños, Niñas y Adolescentes) que se encargará de la investigación”, expresó Salazar.

El niño fue sepultado este lunes 26 en su natal Los Algodones. (I)