La próxima semana se llevará a cabo una reunión de la mesa de seguridad del Gobierno para la ejecución de un censo penitenciario.

En la cita se analizarán las fechas exactas para la implementación del registro; con ello se espera dar más estabilidad en torno a la situación en las cárceles del país, según informó el ministro del Interior, Patricio Carrillo, este miércoles, 20 de julio.

Intento de sublevación de grupo habría generado nuevo amotinamiento en Santo Domingo

La semana pasada, durante la ceremonia de presentación de 1.400 aspirantes al Cuerpo de Seguridad y Vigilancia Penitenciaria, la secretaria de Derechos Humanos, Paola Flores, mencionó que el proceso para el registro de la población avanza y será fundamental para mejorar el sistema, revisando las necesidades y contando con datos para tener un diagnóstico claro que permita crear políticas públicas.

Publicidad

Poner en marcha el censo carcelario es una de las acciones del Gobierno para enfrentar el problema en los centros de privación de libertad.

Otra medida, además de la formación de agentes penitenciarios, está relacionada con la comisión ecuatoriana que viajó a Israel para concretar la adquisición de equipos tecnológicos, detalló Carrillo.

Con respecto a la última masacre registrada en la cárcel de Bellavista, en Santo Domingo de los Tsáchilas, el ministro del Interior señaló que se investigan los motivos que desencadenaron la violenta reyerta que acabó con la vida de doce reos y dejó heridos a tres.

Publicidad

Quién era alias ‘Goyo’, el extranjero de supuesta sublevación que llevó a nueva masacre en Santo Domingo

Carrillo mencionó que dentro del reclusorio se encontraban dos grupos de delincuencia organizada. Uno de ellos es una fracción de los Chone Killers que se autodenomina como los R7, que detectó que se estaba formando una nueva organización criminal en el interior de la cárcel, la cual era liderada por alias Goyo, quien fue una de las víctimas fatales de la disputa del 18 de julio.

“Ahora, lo que nos corresponde es un trato digno a los familiares, para que el sufrimiento que ya tuvieron sea un poco mitigado con la entrega rápida de los cuerpos y la identificación adecuada”, dijo el ministro. (I)