Todo empezó con una noche de diversión. Juan Fernando y Jefferson decidieron ir a un centro de tolerancia, ubicado cerca del redondel de Gualo, en el norte de Quito. Era septiembre de 2021 y el alcohol en exceso llevó a que los compañeros tengan una riña. Jefferson se llevó la peor parte al recibir golpes en el rostro y cabeza con un objeto contundente.

Un tribunal decidió condenar al obrero a 22 años de cárcel por el delito de asesinato. La fiscal de la Unidad de Personas y Garantías n.° 3, Patricia Muñoz, fue quien demostró la culpabilidad del delito cometido por el compañero de jornadas de trabajo de la víctima.

Según las investigaciones, los compañeros de albañilería habrían salido del centro de tolerancia nocturna bajo los efectos del alcohol. En su retirada, los dos iniciaron una pelea. El agresor tomó un objeto contundente y le propinó golpes certeros a su compañero, los que acabaron con su vida.

Publicidad

Un vehículo fue desvalijado en uno de los parqueaderos de borde del Municipio de Quito, habilitado por el Pico y Placa

La agresión quedó registrada en imágenes de teléfonos celulares grabadas por testigos. Estos videos fueron parte de una pericia fiscal para luego ser tomados como pruebas del delito cometido.

Los testimonios de testigos también sirvieron para que el tribunal deseche la presunción de inocencia del procesado y emita su dictamen de juzgamiento.

Según el Ministerio de Gobierno, entre enero y julio de 2022 se cometieron 26 asesinatos en el cantón Quito. En el mismo periodo del año anterior fueron 16 asesinatos, es decir, existió un aumento del 62,5 % de este tipo de muertes.

Padre fue sentenciado a 13 años de cárcel por abusar sexualmente de su hija

El artículo 140 del Código Orgánico Integral Penal (COIP) establece que se sancionará con pena privativa de libertad de 22 a 26 años a la persona que cometa un asesinato. (I)