Los brasileños se despidieron este domingo de Mario Zagallo, fallecido el viernes a los 92 años, único tetracampeón mundial de fútbol y miembro de una generación dorada de la ‘canarinha’.

Vestidos de negro, el amarillo de la selección brasileña o los colores de los clubes donde pasó el jugador y entrenador, un flujo constante de personas desfiló para dar el último adiós a su ataúd, dispuesto en la sede de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) en Río de Janeiro.

Cerca del ataúd se exhibían los cinco trofeos de la Copa Mundial de Brasil, único ganador de cinco coronas.

Publicidad

Zagallo, reconocido por su brillantez táctica, participó en la victoria de cuatro de los cinco trofeos mundiales que atesora la ‘canarinha’, más que nadie en la historia del fútbol.

“Lobo” Zagallo jugó junto al legendario Pelé en las selecciones de Brasil que ganaron los Mundiales de 1958 y 1962. Luego dirigió al equipo campeón del mundo de 1970 con un Pelé deslumbrante y considerado por muchos el mejor equipo de la historia.

También repitió la hazaña en Estados Unidos 1994, ganando la Copa del Mundo como entrenador asistente de la “Selecao”.

Publicidad

“Hizo historia en el fútbol. Es una pérdida tremenda”, dijo Eduardo Bandeira de Mello, expresidente del Flamengo, el equipo más popular de Brasil que tuvo a Zagallo como jugador y también como entrenador.

Otros que presentaron sus respetos fueron el presidente de la CBF, Ednaldo Rodrigues, y el exentrenador de Brasil y actual DT de Flamengo, Tite.

Publicidad

“Fue un ejemplo para todos los brasileños”, dijo Claudio Auvarenga, un conductor de 64 años que desde temprano hizo fila para ser uno de los primeros en pasar junto al ataúd a dar sus respeto.

“Puedes andar por todo el mundo, sólo Zagallo tiene un ‘tetra’”, destacó a la AFP.

Zagallo murió el viernes por insuficiencia multiorgánica en un hospital de Río, tras varios meses atravesando distintas dolencias.

Una misa privada proseguirá al velorio público y luego sus restos serán enterrados en el cementerio de Sao Joao Batista, en el barrio de Botafogo en la ‘Cidade Maravilhosa’.

Publicidad

El presidente Luiz Inácio Lula da Silva, que llamó a Zagallo “uno de los más grandes jugadores y entrenadores del fútbol de todos los tiempos”, declaró a partir del sábado tres días de luto nacional y ordenó izar banderas a media asta en todo Brasil.

Fuera de Brasil, el mundo fútbol también despidió al ‘Lobo’.

El presidente de la FIFA, Gianni Infantino, llamó a Zagallo un “genio táctico”, los ganadores de la Copa del Mundo Ronaldo, Ronaldinho y Romario rindieron homenaje, y la actual estrella de Brasil y Real Madrid, Vinicius Junior, simplemente lo llamó “LEYENDA”.

Los únicos otros hombres que ganaron la Copa del Mundo como jugador y entrenador son Franz Beckenbauer de Alemania (1974 y 1990) y Didier Deschamps de Francia (1998 y 2018).

Amado en Brasil tanto por su heroísmo futbolístico como por su avasallante personalidad, Zagallo es recordado por su humor, su gran superstición (fanático del número 13) y su pasión ilimitada bativa por el fútbol.

Fue el último titular superviviente del equipo que ganó el primer Mundial de Brasil en 1958, después de que ‘O Rei’ Pelé muriera en diciembre de 2022 a los 82 años.

La muerte de Zagallo llega en un momento bajo de la selección brasileña, lejos de los dias de gloria.

La CBF despidió el viernes al entrenador de la selección absoluta Fernando Diniz, después de que la “Selecao”, que jugó sin el lesionado Neymar, sufriera una inédita y humillante serie de derrotas en las eliminatorias para la Copa del Mundo que incluyó caídas ante Colombia, Uruguay y su archirrival Argentina.

Brasil ocupa actualmente un modesto sexto lugar en la clasificación sudamericana y ahora deambula sin entrenador, tras fracasar en su intento de contratar al técnico del Real Madrid, Carlo Ancelotti.

El jefe de la CBF, Rodrigues, quien acaba de ser reinstalado en el puesto el jueves en medio de una complicada batalla legal por el liderazgo de la confederación, se negó a discutir la cuestión del entrenador.

“Hoy sólo quiero hablar de Zagallo”, dijo a los periodistas. Es momento de hablar de esta “leyenda del fútbol brasileño y mundial”. (D)