Luego de que Richard Carapaz reprochara públicamente la falta de apoyo del Estado en la preparación de los deportistas ecuatorianos, Jonathan Camacho, exponente de BMX freestyle (estilo libre) que no se clasificó a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, afirmó que aún no resuelve el trámite de la visa para ingresar a la Unión Europa, ni el del ‘pasaporte de deportista’, con el objetivo de volver a la actividad internacional el próximo septiembre. El rider de Playas, sin embargo, exteriorizó aparente alivio porque —dijo—, después de los dichos del oro olímpico en ciclismo de ruta aparecieron “un par de marcas que quieren patrocinarlo y quieren ayudarlo”.

Camacho, de 27 años, lamentó en inicios de este mes no haber competido el pasado junio en el Campeonato Mundial de Ciclismo Urbano UCI, que tuvo lugar en Montpellier (Francia), en busca de puntos para el ranking clasificatorio de la rama masculina a la prueba de BMX freestyle, que este viernes tendrá su estreno en Tokio 2020.

“Estoy en eso, pero estoy esperando el regreso del ministro del Deporte (Sebastián Palacios) desde Tokio, porque tengo que tramitar primero mis documentos; mientras no tenga los documentos no puedo viajar. Con la oportunidad del oro de Richard Carapaz me salieron un par de oportunidades de marcas que me quieren patrocinar y me quieren apoyar, pero por el tema de que no tengo mis papeles (renovados) no me puedo mover. Justamente estoy esperando eso, que regrese el ministro y aplicar el trámite de mi visa, mis documentos y todo lo que sea necesario, y viajar”, dijo el deportista a EL UNIVERSO.

Camacho apuntó que no pudo afrontar adecuadamente parte del calendario del Circuito Mundial de la Unión Ciclista Internacional (UCI), alegando “falta de apoyo, falta de visión” y “mucha burocracia” de parte de la dirigencia de la Federación Ecuatoriana de Ciclismo, que —según afirma él— no atendió su pedido de que le compraran los boletos para viajar primero a realizar un concentrado en Carolina del Norte (Estados Unidos) y luego tomar rumbo a Francia. Además, no cuenta con un entrenador y un preparador físico.

Virando la página, el rider, que también practica surf, dice tener “mucha fe de que lo van a ayudar”. “Necesito estar focus, estoy atento, estoy activo y me quiero ir a competir”.

Asimismo, comenta que quiere ya comenzar a diseñar su calendario de competencias para lo que queda del 2021.

De momento, lo que Camacho tiene en mente es participar el próximo septiembre en España, en el certamen Extreme Barcelona, del 24 al 26 de ese mes. Aunque su deseo es anticiparse y llegar a Europa a finales de agosto para disputar la competencia C1 Fise Xperience Le Havre, en Francia, de 27 al 29 de ese mes.

El BMX freestyle debuta en una cita olímpica este viernes 30 de julio (en horario ecuatoriano) en el Parque Deportivo Urbano de Ariake. Los mejores riders del mundo tratarán de deslumbrar con sus trucos a la audiencia más joven, en una competición con la que el COI intenta renovar su público. El venezolano Daniel Dhers, amigo del ecuatoriano Camacho, está entre los favoritos. (D)