Cada vez que Giuliana Vargas coincidía con los residentes de la calle Panamá y ella les contaba que estaba adecuando un espacio cultural, ellos como un gesto ameno le respondían: “bienvenida al barrio”, “ya eres parte del barrio”. Mientras trabajaba en su sueño, esta frase resonaba en su mente, y así fue como decidió bautizar a su espacio como Casa del Barrio, un nuevo sitio cultural que se establece en Panamá y Juan Montalvo.

Las ‘Actividades ficticias’ de Ilich Castillo se toman La Casa del Barrio, en la calle Panamá

Vargas prefiere no reducir su definición a galería, en su lugar, se refiere a Casa del Barrio como un catálogo en vivo en el que se podrá apreciar las obras con todos los sentidos. “En el catálogo tú das una propuesta artística a los coleccionistas, pero hay obras que necesitan ser vistas, que necesitas caminar alrededor de ellas, que necesitan muchas partes de tus sentidos, que solo verlas (...) el catálogo ya se estaba quedando corto”, refiere, y dice que continuará con el formato tradicional del catálogo junto al espacio físico.

Sabe lo importante que es sumar un espacio destinado al arte contemporáneo en una calle histórica que poco a poco se va reactivando con variadas y nuevas propuestas. “Yo quiero que la gente que venga piense más allá de la idea del arte que se tiene en general, el arte contemporáneo es como un abanico que tiene muchísimo. Lo que yo quiero de este espacio es que sea multidisciplinario, como lo es el arte contemporáneo”, expresa.

Giuliana Vargas es la fundadora de Casa del Barrio. Foto: Cortesía

Define a Casa del Barrio como un punto de encuentro en el que todos sus visitantes van a fluir. “Lo que me parece importante de este espacio es que une a los artistas que viven aquí en el centro, une a los coleccionistas que van muy asiduamente a la calle Panamá, une a muchos personajes que están en este mundo del arte y que en otros lugares no se unen siempre, en cambio aquí están habitando el mismo espacio”, sostiene.

Publicidad

El espacio además presentará otras actividades vinculadas a la cultura en general, como conversatorios, noches de cine, y más.

Giuliana Vargas adecuó la casa de los años 50, donde del 2008 al 2015 funcionó Espacio Vacío. Foto: Cortesía

El lugar, que originalmente fue una casa construida en los años 50 como bodega de alcohol, tiene su propia historia en el camino del arte. Del 2008 al 2015 fue espacio para la galería y centro expositivo Espacio Vacío. “Los coleccionistas entran y se entusiasman, porque entran a un lugar donde ellos venían asiduamente, pero también lo ven completamente cambiado, me cuentan que es una sensación rara la que viven”, afirma Vargas.

Es por eso que al momento de adecuarla su principal objetivo fue mantener el recuerdo del sitio. “Era más fácil sacar todo y hacerlo desde cero, pero me gustaba que este espacio ya tenía vida propia; y lo que hice fue como restaurar esa vida y darle ese brillo que faltaba”, menciona Vargas, quien logró unir dos espacios en uno.

Muestra ‘Actividades ficticias’

Illich Castillo expone en casa del barrio 'Actividades Ficticias'.

Hasta mañana se presenta Actividades ficticias, de Ilich Castillo, una muestra compuesta por dos partes: una instalación procesual llamada Actividad ficticia y una versión de Productos terminados de movimiento rápido.

“Las definiciones que dan título a esta propuesta, y hasta cierto punto también a la instalación Actividades ficticias, consiste en términos extraídos de una enciclopedia sobre producción industrial que utilizo como soporte para desarrollar desde dibujos hasta montajes instalativos”, refiere Castillo.

En su obra plantea la idea de los residuos como material didáctico, pues toma objetos abandonados para convertirlos en arte, y estos a su vez trasladan al espectador a su infancia por lo colorido y llamativo de sus obras. “Aquella cualidad transicional que tiene el juguete en general, pero principalmente en su versión didáctica, me permite convocar, entre otros aspectos, el desorden como un artificio que de niños usamos inconscientemente para reducir el espacio”, indica Castillo a este Diario.

Publicidad

Ilich Castillo expone en casa del barrio 'Actividades Ficticias'.

Se trata justamente de una muestra para recorrerla y permitirse como espectador vivir una experiencia sensorial, por sus esculturas de papel maché dispersas en el espacio, o sus cuadros con formas tridimensionales.

La muestra podrá ser visitada hasta hoy de 12:30 a 17:00. La entrada es libre. (I)