Tres nuevos murales se suman a la muestra de arte contemporáneo A cielo abierto”, que forma parte del proyecto Calle Panamá. Las obras fueron entregadas de manera oficial la tarde de ayer por la alcaldesa Cynthia Viteri y Gloria Gallardo, presidenta de la Empresa Pública Municipal de Turismo, Promoción Cívica y Relaciones Internacionales de Guayaquil.

Muestra de arte 'A cielo abierto' en calle Panamá: un diálogo con la historia y tradición popular de Guayaquil

“Esta inauguración corresponde a la entrega de tres murales que se suman a la transformación de la calle Panamá”, expresa Catalina Reyes, coordinadora de la muestra. Ella recuerda que la primera parte, que estuvo curada por Eliana Hidalgo y Lupe Álvarez, contó con la inauguración de las obras bidimensionales; en tanto que la segunda etapa estará compuesta por las obras tridimensionales y entrará en acción cuando en la calle Panamá se lleve a cabo la peatonalización.

La alcaldesa sostuvo que el proyecto de la calle Panamá responde al concepto de la nueva ciudad, que estará conformada por plazoletas, espacios peatonales, centros culturales, parques, guirnalda de luces y seguridad. “La gente de la calle Panamá va a seguir creciendo con sus negocios. Bienvenidos a la nueva ciudad”, expresó Viteri.

Plazoleta inaugurada en la calle Panamá. Foto: El Universo

“Esta calle es histórica, llena de identidad. Aquí no podemos olvidar nunca que se secaba el cacao y que los portales eran los sitios donde se lo extendía, y que Guayaquil tenía aroma de cacao. Este paseo de las artes plasma la identidad de este sitio. Hoy hemos inaugurado obras que hablan de los manglares, porque la calle Panamá tenía cinco esteros que la conformaban”, añadió por su lado Gallardo.

En Panamá y Junín, a la altura de un parqueadero, se encuentra el mural Manglar, de la artista Sofía Acosta. “Alude al sistema pantanoso de Guayaquil. También la obra plantea un paralelo entre la mujer y el agua como generadores de vida”, explica Reyes sobre la obra.

Manglar, de la artista Sofía Acosta, uno de los dos murales en la calle Panamá y Junín, a la altura de un parqueadero. Foto: Carlos Barros

Mientras que en la parte de enfrente, en la fachada de un edificio descansa Manglar eterno, de Ramón Piaguaje. El artista proveniente de la Amazonía dice que con su obra nos regresa a los aborígenes y que además es una forma de plasmar un pedazo de su tierra. “Vine a dejar una huellita para recordar que nuestro país es muy cultural. Para su creación lo primero que hice fue un óleo, y de allí unos maestros hicieron una ampliación con baldosa”, cuenta el artista.

'Manglar eterno', de Ramón Piaguaje. Foto: Carlos Barros

En tanto, en Panamá y Juan Montalvo se encuentra el mural Energía tropical, de Paula Barragán. “Como artista quiteña me he sentido muy honrada por participar en este proyecto que pretende recuperar la calle Panamá... Yo retrato cómo veo a Guayaquil; para mí es una ciudad llena de fauna, flora, con gente de carácter que hace posible toda esa energía tropical (...). Está inspirado en lo que yo siento cada que vengo acá: alegría, fuerza, intensidad”, indica Barragán, quien contó con la participación de un equipo de artistas para levantar su mural.

Esta iniciativa urbanística también incluirá la implementación del Museo del Cacao y el Centro Cultural Ochocientas Varas. (I)

'Energía Tropical', de Paula Barragán, se encuentra en Panamá y Juan Montalvo. Foto: Carlos Barros