Luego de un año de funcionamiento, la casa de bebidas Nicanor se ha establecido como uno de los más queridos restaurantes y vecinos de la calle Panamá, en el centro de Guayaquil.

Sus socios Andrés Damerval, José Fernando Pérez y Miguel Ponce, se muestran orgullosos por la acogida que ha tenido su propuesta de traer a Guayaquil un espacio para disfrutar de un trago sobre una barra, siempre con responsabilidad, pero haciendo que el cliente se despida mucho más feliz y relajado de lo que entró.

Si aún no ha tenido la oportunidad de visitarlo, el mejor consejo para empezar es que se deje guiar por las recomendaciones de su mesero. La casa de bebidas Nicanor está situada en Luzarraga 233 y Rocafuerte esquina.

Publicidad

Conversamos con Miguel Ponce, chef y socio de Nicanor sobre este primer año:

¿Qué aprendizajes y qué gratificaciones les dejó este aniversario?

En primer lugar ser parte de los momentos felices de nuestros clientes, que, desde nuestra trinchera, que es el tema de la barra y el gastronómico, poder aportar mucho a los momentos de celebración, de disfrute de todas las personas que nos acompañan cada día. También, el haber podido aportar a nuestra ciudad con una propuesta innovadora, de constante desarrollo, de creatividad, con una propuesta que fue pionera, por el concepto de bar que tenemos aquí y ya tenemos amigos fieles a nuestra marca.

Miguel Ponce, socio y chef de Nicanor; y Andrés Damerval, socio y Bar-manager de Nicanor.

¿Cuál es el top 3 de cócteles que se posicionaron este año?

El negroni, que es un clásico de toda la vida, es probablemente uno de los más populares. Pero de nuestra primera carta, el cóctel El Morro fue uno de los más vendidos, así como Cañita Sour y ahora, en la segunda temporada, el más pedido es el cóctel Morú.

Publicidad

¿Y en gastronomía? ¿Cuáles son los platos más pedidos?

Tenemos nuestra oferta de baos, esos panes asiáticos, hechos al vapor, que vienen llenos o acompañados de camarones, carne, cerdo y también tenemos la opción vegetariana y vegana. Estos han sido un golazo, las personas los piden muchísimo y sobretodo, los disfrutan.

También son populares nuestras croquetas hechas con hongos y con longaniza manabita. Y todos los domingos tenemos el llamado ‘domingo canalla’, con un plato que le hace la competencia al menú tradicional al presentar un plato que se sirve solo ese día hasta agotar las porciones.

Publicidad

¿Cuáles son los planes para el futuro?

Estamos muy comprometidos con la innovación, con ver qué más podemos ofrecerle al mercado guayaquileño. Definitivamente habrá carta nueva, integralmente, que podría estar lista para marzo o abril, el primer trimestre del próximo año podamos cambiar el menú con productos del Oriente ecuatoriano. Ese era el plan, hacer un recorrido gastronómico por Ecuador, en primera instancia y ya después cruzaremos las fronteras. (E)