“#Lorenza”, “#Borrero”, “#Centro Histórico”, “#bodaVIP”, “#Vicepresidente”; y “#Victoria Secret” son algunos de los hashtags que se volvieron tendencia en Twitter este sábado. Todo esto a propósito del matrimonio de la supermodelo estadounidense Jasmine Tookes y el empresario ecuatoriano Juan David Borrero que se realizó en Quito.

En la opinión pública ha causado indignación las peticiones para boda al secretario de seguridad del Distrito Metropolitano de Quito, César Díaz, a través de un comunicado que ha sido compartido en redes.

Y entre las peticiones y la que más ha sido sujeta de críticas es lo que se refiere al sábado 4 de septiembre, en el punto cinco en el que menciona: “Dado que los invitados VIP llegan al Ecuador desde el 1 de septiembre al 6 de septiembre se solicita una extrema limpieza de las zonas, retirar a personas indigentes de pórticos y sitios aledaños...”.

También llamó la atención de los internautas el punto uno: “Limpieza de la plaza de San Francisco. -La pareja se casará en esta iglesia y todo el patio está lleno de basura, heces de palomas y suciedad”.

Jasmine Tookes, la modelo de Victoria’s Secret descubierta en una sala de exposición, novia del hijo del actual vicepresidente de Ecuador

Esta tarde, a través de la cuenta de Twitter, la Secretaría General de Comunicación de la República del Ecuador publicó un documento: “Hemos leído con sorpresa la carta enviada por la planificadora de bodas al Municipio de Quito, y compartimos la indignación que ha suscitado en la opinión pública. Resultan inaceptables las peticiones planteadas”, indican.

Y continúan: “Queremos dejar claro que esa carta es de estricta responsabilidad de quien la suscribe. El Gobierno no ha autorizado a ninguna persona para gestionar ninguna clase de evento privado como ese ante autoridades municipales o estatales. Y de llegar a saber que fue algún funcionario se ha arrogado esa prerrogativa actuaremos con total contundencia”.

Esta misma tarde, la organizadora de la boda, en su cuenta de Instagram también publicó un comunicado, de entre otros puntos, aclaró que “la producción de la boda se contactó con las personas a los alrededores de la iglesia donde se ofrecerá la boda, y se les dio una bonificación en su día de trabajo su día de trabajo...”.

Además que: “que el Señor Vicepresidente de la República del Ecuador, Alfredo Borrero Vega, no tiene que ver con la logística en ninguna de las actividades, ya que él consta como invitado al ser padre del novio; asimismo que la organización de este magno evento tiene un año de planificación, mucho antes de las elecciones presidenciales”. (I)