El jueves 1 de julio la princesa Diana cumpliría 60 años. Por ello, los príncipes Guillermo y Enrique decidieron homenajear en esa fecha a su madre con la inauguración de una estatua que estará en los jardines del palacio de Kensington, la última residencia de Lady Di y donde actualmente viven —entre otros miembros de la familia real— los duques de Cambridge y sus tres hijos.

Los dos hermanos escogieron juntos al artista Ian Rank-Broadley para realizar esta escultura que rinde homenaje a su progenitora, fallecida en 1997 en un accidente de tráfico en París, cuando estaba siendo perseguida por paparazis.

Enrique viajó al Reino Unido desde California, donde vive con Meghan y sus dos hijos. La exactriz no se movilizó a Londres para el develamiento de la estatua de su suegra, debido a que dio a luz hace pocas semanas a Lilibet Diana.

Por otra parte, los medios británicos indican que la idea inicial de los hijos de Diana era que al acto de inauguración asistan unas 100 personas, sin embargo, los planes cambiaron y se redujo la lista de invitados, debido a las precauciones que se han tomado para evitar la propagación del COVID-19.

Publicidad

Las únicas personas que asistirán a la inauguración de la estatua serán —además de Guillermo y Enrique— otros familiares cercanos de Lady Di, como su hermano, el conde Charles Spencer; también miembros del comité de la estatua, el escultor de la obra y el diseñador de jardines Pip Morrison.

También se espera la presencia de grandes amigos de Diana, como Elton John y su marido, David Furnish, encargados, entre otros donantes, de financiar de forma privada la construcción de la estatua.

Debido a las limitaciones por el coronavirus, Kate Middleton no asistirá a la inauguración de la efigie, asegura Harper’s Bazaar. No obstante, la duquesa de Cambridge así como sus tres hijos (Jorge, Carlota y Luis) visitarán el monumento en algún momento antes de la inauguración oficial.

Tampoco estará presente el príncipe Carlos. Una fuente dijo al UK Times que el exesposo de Lady Di encuentra “terriblemente difícil” asistir a la ceremonia. “Estos momentos son propensos para resurgir viejas heridas y trae recuerdos para él: felices, tristes, de arrepentimiento”, mencionó.

“Desde la muerte de Diana, (Carlos) ha sentido que es mejor quedarse con esas memorias para sí mismo y dejar que sus hijos lo lleven a cabo”, agregó la fuente al medio británico.

La discusión entre los príncipes Enrique y Guillermo se ahondó en el funeral de su abuelo

Príncipes Guillermo y Enrique se reunirán en privado para ‘hacer las paces’ después de presentar la estatua de Diana

La imagen de laprincesa del pueblo” estará ubicada en el Sunken Garden del palacio de Kensington. En el 2017, el sitio fue dedicado a Diana como tributo póstumo, con sus flores favoritas: nomeolvides, lirios blancos, rosas blancas, tulipanes, narcisos y margaritas. El jardinero del palacio de Kensington, Sean Harkin, dijo que Diana amaba los blancos y cremas, eran parte de su estilo personal. (I)