Con el lema de ‘Alcanza tus sueños’ abrió ayer en Quito El Dorado, un multiestudio que tendrá áreas para la grabación, mezcla, masterización y producción audiovisual, una fusión de alta tecnología y sonido puro, en el barrio El Dorado, en el centro norte de la ciudad capital.

Está cerca de la zona cultural, artística y bohemia de la ciudad, y tiene la meta de recuperar la tradición fonográfica ecuatoriana con artistas emergentes y consagrados.

El presidente ejecutivo, Jorge Luis Serrano, contó a la agencia EFE que este es el cuarto multiestudio en Sudamérica (los otros están en Argentina, Brasil y Colombia), y está al nivel de los mejores sets de grabación de Londres, Nueva York, París o Tokio.

Publicidad

Se definen como “un espacio para compartir y crear relaciones fuertes y beneficiosas para la industria musical en el Ecuador”, y quieren ofrecer las condiciones ideales para que el artista pueda crear con total libertad. Serrano no descarta que lleguen artistas de fama internacional.

Diseñado para la élite musical y para el nuevo talento

El estudio abarca un set de grabación, una futurística sala de masterización y una unidad audiovisual, distribuidas en un edificio diseñado “al milímetro” y equipado con “lo mejor de la industria musical” para aprovechar al máximo el sonido, refirió Serrano.

En su interior cuenta con una consola analógica de 32 canales, fabricada a pedido por una firma británica, monitores de alta precisión y la llamada zona de reflexión libre (RFZ), que concentra el sonido puro en el centro de la sala de control, para un mejor desempeño en el proceso de grabación.

Publicidad

Pero este espacio no será solamente un espacio para la élite musical, sino, sobre todo, para el nuevo talento, para desarrollar el potencial artístico del país, apuntó Serrano. Un joven músico puede acudir y probar su talento. Para ellos se crearán tarifas especiales o programas de ayuda, e incluso la misma empresa puede patrocinarlos.

Un estudio para todo tipo de ritmos

Para el intérprete, compositor y productor musical William Farinango, gerente y cofundador del estudio, el set de grabación es una muestra de que en Ecuador “se puede tener lo que existe en otros países del primer mundo” y es un espacio que cumple “con el estándar de la industria” musical internacional.

Publicidad

El intérprete, compositor y productor musical William Farinango, gerente y cofundador de Estudios El Dorado, maneja la consola, el 31 de enero de 2024, en Quito (Ecuador). Foto: EFE

El proyecto tardó tres años en concretarse y, según Farinango, es una “herramienta para que el artista pueda competir de manera equitativa” con otros de fama internacional, pues está convencido de que el talento ecuatoriano puede alcanzar la excelencia. También está involucrado el ingeniero de masterización Andrés Aguirre.

Además, será un espacio de unión, pues aceptará todo tipo de ritmos, desde el reguetón y la música andina, hasta el hip hop o el metal.

Por eso, su inauguración estuvo bendecida por un ritual andino, donde un sabio indígena agradeció a los elementos de la cosmovisón ancestral (la naturaleza, el sol, el viento, las montañas) por haber permitido que surja este proyecto.

Para el sabio, el sol, dios de los incas; el maíz, la semilla de la madre tierra; las plumas del quilico, el halcón andino; y el pingullo, la flauta del monte; guiarán hacia el éxito los sonidos que surjan del estudio ‘El Dorado’.

Publicidad