Aunque ya había participado en varios experimentos musicales, el cantante colombiano Mateo Madriñán Martínez, de 21 años, más conocido como Teo, desea abrirse paso en la escena artística con su propio nombre y su propio proyecto: entregar “música real”. “Lo más importante para mí es ser genuino. Siempre he dicho, antes de artista soy amante de la música, entonces siento que puedo dar mi mejor música haciendo la música que amo”. Por eso, explica, no desea encajarse en un único ritmo, sino explorar una paleta de géneros, en especial aquellos bajo el paraguas de la música urbana.

“Yo nací en la época del reggaetón de Tego Calderón, Daddy Yankee, el rap latinoamericano, el freestyle y ahora con Bad Bunny... Esas influencias para mí son muy grandes, son mi base para lo que hago y para contar historias. Por eso siento que lo urbano es lo que más me representa”.

“El público ecuatoriano para mí es una segunda casa, es el primer público que me abrió los brazos”, declara Sebastián Yatra a vísperas de sus conciertos en Quito y Guayaquil

Con estas influencias y su sello personal nació su canción debut, Chocolatico, que ya supera en Youtube más de un millón y medio de reproducciones. “Es la única canción de todo mi repertorio que no escribí, y soy muy abierto en contar eso. La idea salió originalmente un grupo que se llama Taganga Sounds de Santa Marta... Me mandaron la referencia de la canción y me dijeron ‘Nos encantaría esta canción para ti’”, recuerda el intérprete, revelando que al inicio, aunque le gustó el tema, se sentía receloso de cantar un tema que no había escrito.

Publicidad

Fanny Lu canta lo enamorada que está antes de llegar al altar: ‘Siento que se esclareció una parte de mi vida que para mí era confusa’

Tommy Radicales, el productor, me llama y me dice ‘Venga a Santa Marta, grabe el tema, y si no le gusta, no lo hacemos’. Nunca había conocido Santa Marta, pero grabamos el primer día que llegué y se capturó un gran momento, que lo sentí como un cambio de vida. Por eso se me hizo tan importante este tema, además que la canción es tan amorosa y positiva, que yo dije ‘qué mejor que empezar mi carrera así'”.

De esta manera, la canción no solo marca su lanzamiento artístico, sino un fragmento significativo en su existencia y su trayectoria. “Estaba saliendo de un momento medio fuertecito en mi vida, que no sabía lo que quería de la música, no tenía mucha fe, no creía mucho en mí, tenía el autoestima baja. Esa experiencia me fue reforzando y asegurando que yo estoy hecho para esto, que sí soy bueno”.

Coldplay, Dua Lipa y otros grandes artistas que darán conciertos este septiembre en Perú y Colombia, pero no en Ecuador

Después de Cholatico, llegó Thai. Esta melodía fue escrita junto con una compositora gran amiga de Teo, Helen. La inspiración de esta canción los encontró en el estudio, cuando Helen se estiró antes de trabajar, contándoles que había recibido una sesión de masajes thai. Como su nombre lo sugiere, se trata de una melodía muy sensual.

Los estereotipos del reguetón

A su corta edad, Teo tiene claro que la música urbana presenta una serie de estereotipos que buscan encasillar negativamente al género.

Publicidad

‘Perreodismo’: cuando Bad Bunny se convierte en el canal de las noticias y es materia de estudio

Por ejemplo, que el reggaetón solo es música de fiestas o parrandas y no cuenta sobre otras emociones. “Es una generalización bien agresiva, aunque entiendo el sentimiento detrás de lo que están tratando de decir. Creo que se enfocan a lo mainstream, a lo que suena en la radio. En el género urbano hay mucha música que no es así. Como Resl B, su música es bien triste, o como Feid, que lo llamo el rey del despecho-calle... Lo chévere de lo urbano es que su ritmo es básico, para que puedas hacer lo que quieras y mezclar otros géneros. Te da mucha libertad. Por eso siempre digo, cada música es subjetiva a su audiencia, por eso cada uno puede disfrutar lo suyo”.

Otra visión con la que Teo lidia son las líricas explícitas. “Trato de no ser explícito, porque siento que es más chévere ser como más fino, más sensual, porque también siento que así lo puede disfrutar todo el mundo”, defiende el cantante, aceptando que esto es uno de los componentes infaltables de las canciones urbanas, lo cual le trae en la misma cantidad seguidores como detractores.

“Cuando empecé a cantar, mi mamá me pidió que no fuera vulgar”, dice el artista urbano Jay Wheeler que acaba de lanzar el álbum ‘Emociones’

“Yo les digo, ‘si no te gusta, no escuches’. Al final del día el arte es una manera de expresarte. Sí, a veces las letras son fuertes, pero así hablan, esa es su manera de ver la vida. Entonces la gente quiere que se censuren y actúen como otra persona, solo porque no les gusta... Es muy fácil para ellos, dénle skip (saltar canción), bloqueen estas canciones de sus playlists o no las pongan”.

También añade: “A veces el efecto (explícito) resulta chévere, porque es un tabú. Es lo que hace Bad Bunny. Él se estaba arriesgando con su música explícita, pero al final eso hizo que la gente lo cantara mucho más, porque se han identificado con él”.

Publicidad

Así será el concierto ‘quinceañero’ de Daniel Páez en el teatro San Gabriel, con el que celebra 15 años de trayectoria artística

Además de lo urbano, una de sus influencias más grandes es Bruno Mars, cuenta el artista. Es su ejemplo y una especie de mentor lejano para él. “Él vino a Bogotá a cantar, y en inglés, la gente cantaba, gritaba su música y lloraba. Fue un momento que nunca se me olvidará en la vida. Yo quiero hacer sentir a la gente eso y también tener esa esa potencia y esa presencia en el escenario. Él mide como 1.60 (metros), pero tú lo ves en tarima y nunca pensarías eso, tiene una fuerza, una confianza y una seguridad que es tan admirable y se nota que está en su dominio. Eso es increíble”.

La carrera de Teo, hijo de la cantante Fanny Lu y el empresario Juan Carlos Madriñán, ya despegó y por lo pronto adelanta que habrá nuevos lanzamientos en octubre y noviembre. “Llevo cinco años escribiendo música y guardándola, ahorita quiero soltar todo. Con la respuesta y el apoyo que ha tenido Chocolatico, solo deseo darles más música para que se la gocen conmigo. Les garantizo que les va a gustar”.