El hígado es un órgano que se encuentra justo debajo de la caja torácica en el lado derecho del abdomen. Su funcionamiento, según una publicación de la Mayo Clinic, es esencial para digerir los alimentos y eliminar las sustancias tóxicas del organismo.

La salud de nuestro hígado puede verse afectada por una variedad de factores, que posiblemente pueden causar muchos tipos de enfermedades hepáticas, como hepatitis, cirrosis, cáncer entre otras.

Un artículo del sitio especializado MedlinePlus indica que los síntomas de la enfermedad hepática pueden variar, pero generalmente incluyen hinchazón del abdomen y las piernas, tener moretones con facilidad, cambios en el color de las heces y la orina, y piel y ojos amarillentos o ictericia. No obstante, hay ocasiones en las que no hay síntomas, por lo que el médico correspondiente solicitará exámenes que ayuden a identificar si hay una enfermedad.

Cinco consejos para limpiar el hígado y mantenerlo sano

El sitio web ClikiSalud señala en una publicación algunas recomendaciones que pueden ayudarnos a mantener la buena salud de nuestro hígado:

Publicidad

1. Evitar las carnes rojas

En el artículo se menciona que agregarlas con frecuencia a nuestra dieta puede causar problemas a futuro, como impedir que el hígado procese las proteínas de la mejor manera. Además, su alto contenido en grasas se puede causar una acumulación de ácidos grasos y triglicéridos.

2. No a la comida rápida

Por su alta mezcla de sodio y grasas, lo más recomendable es evitar la comida rápida, ya que esta puede acumularse en el hígado y causar un daño hepático.

Alimentos que son dañinos para el hígado

3. No consumir alcohol

El alcohol puede ser considerado uno de los principales enemigos del hígado. Beber alcohol con frecuencia podría inflamar este órgano y, si esto no se atiende a tiempo, puede derivar en una cicatrización y finalmente aparecer una cirrosis, se indica en ClikiSalud.

Se agrega además que aunque una de las funciones del hígado sea precisamente eliminar las toxinas del alcohol, cada vez que se da el proceso de filtración, algunas de las células del hígado mueren, lo que dificulta a la larga su capacidad para restablecerse.

4. Jugos artificiales

Beber más de un cuarto de litro de estas bebidas al día (250 ml) puede causar que una persona padezca de hígado graso, según la publicación antes mencionada.

¿Cómo saber si el hígado está dañado por el alcohol?

5. Dejar de fumar

Las sustancias químicas presentes en los cigarrillos pueden provocar daños irreversibles en las células del órgano al afectar el proceso de estrés oxidativo, menciona ClikiSalud. (I)