Más allá de sus propiedades relacionadas con el antienvejecimiento, se trata de una molécula que se forma por la unión de aminoácidos. Y a pesar que son incluidos en cremas y suplementos creados de forma sintética, debes tener en cuenta que tu cuerpo también los genera de forma natural, ya que son parte de alimentos ricos en proteínas.

Existen diversos tipos de péptidos, mismos que se pueden diferenciar porque suelen ser cadenas de enlaces más cortos.

  • Según la cantidad de aminoácidos que componen la cadena: los oligopéptidos tienen pocos aminoácidos, mientras que los polipéptidos son cadenas más largas aunque siempre menores que las proteínas
  • Según su fuente: si provienen de alimentos proteicos de origen animal o vegetal
  • Según sus funciones en el cuerpo humano

Estos elementos son imprescindibles a la hora de la prevención de las arrugas, se recomienda no olvidarse de incluirlos en la rutina del cuidado de piel si lo que busca es lucir más joven.

Según María T. López, Farmacéutica y Técnica en Nutrición y Dietética, estos son algunos puntos para mantener la producción de colágeno en tu organismo:

Un sueño suficiente y reparador

Imagen: pexels

La hormona relacionada con el sueño, la melatonina, tiene poder antioxidante y antiinflamatorio, lo que ayuda a reducir los signos de la edad. Además, dormir al menos 7 horas aumenta la hormona del crecimiento. Según se ha sabido ahora, unos buenos niveles mejoran la síntesis del colágeno.

Una dieta baja en azúcares y harinas refinadas

No temas en comer los tallos y las hojas de esta hortaliza. El brócoli es una mina de oro llena de vitaminas, fibra y propiedades saludables. Imagen: Pexels.

Tomar a diario alguna pieza de bollería o pastelería industrial, galletas, caramelos, refrescos y ciertos zumos envasados, hace que aumente rápidamente la glucosa en sangre. Ese exceso de azúcar se engancha a algunas proteínas (elastina y colágeno entre ellas), y consigue volverlas rígidas, endurecerlas, por un proceso denominado glicación.

El ejercicio moderado y una buena alimentación

(GETTY IMAGES) El ejercicio físico está directamente relacionado con la buena salud.

Forman un tándem antienvejecimiento perfecto. Y no nos referimos solo al aspecto externo; el sistema óseo y muscular, entre otros, agradecen que te muevas y que comas buenos alimentos. (I)