Los analgésicos forman parte esencial de nuestro botiquín básico. Su capacidad para aliviar el dolor los convierte en aliados indispensables para enfrentar desde un simple dolor de cabeza hasta molestias musculares más intensas. Sin duda, su rápida acción nos brinda un alivio temporal que nos permite retomar nuestras actividades cotidianas.

Afortunadamente, la naturaleza nos ofrece alternativas igual de efectivas para calmar diferentes tipos de dolor. Hierbas, especias y alimentos comunes en nuestra cocina pueden convertirse en poderosos analgésicos naturales.

¿Cómo se puede limpiar el estómago de manera natural?: Este licuado de papaya con avena es perfecto para desintoxicarse y bajar la inflamación

Analgésico natural: La receta más potente

Solo debes mezclar hojas de laurel con clavo de olor y limón. Foto: Pixabay.

De acuerdo con Voz Populi, este analgésico natural que se puede preparar en casa tiene como principales ingredientes el laurel, el clavo de olor y el jugo de limón, los cuales deben ser mezclados de la siguiente forma:

Publicidad

  1. En una taza, coloca las hojas de laurel y el clavo de olor.
  2. Vierte agua hirviendo sobre los ingredientes y deja reposar durante 10 minutos.
  3. Cuela la infusión y agrega el jugo de medio limón.
  4. Puedes beber la infusión caliente o fría, según tu preferencia.

Para utilizarlo, puedes beber la infusión tibia o usarla como compresa no solo te ayudará a combatir el dolor, sino que incluso puede contrarrestar el dolor de muelas gracias a las propiedades que brindan sus ingredientes.

Los cinco ejercicios más efectivos para aliviar los ojos secos: evitan la fatiga visual, el dolor al parpadear y la vista borrosa

¿Cómo funciona este analgésico natural?

Esta infusión analgésica la puedes tomar como té o usar con compresas para aliviar los dolores. Foto: SHUTTERSTOCK Foto: El Universo

Por ejemplo, el laurel ha demostrado poseer propiedades analgésicas y antiinflamatorias que pueden ser beneficiosas para tratar dolores musculares y articulares, especialmente los asociados a la artritis reumatoide u osteoartritis, como indicó también Voz Populi.

De igual forma, en la medicina casera, el clavo de olor es un elemento ampliamente conocido por sus propiedades anestésicas, mientras que el limón cuenta con sus propias cualidades antiinflamatorias y antisépticas que evitan posibles infecciones.

Publicidad

Es importante recordar que este remedio casero no sustituye la consulta médica. Si el dolor es intenso o persistente, es fundamental acudir a un profesional de la salud para recibir un diagnóstico y tratamiento adecuados.

(I)

Te recomendamos estas noticias