La papaya es una deliciosa fruta tropical que se ha popularizado en todo el mundo debido a los beneficios que le aporta a la salud. Aunque la mayoría de personas considera que las semillas son un desecho, en realidad son una fuente de nutrientes que valdría la pena aprovechar.

Las semillas de papaya protegen el sistema digestivo y ayudan de depurar el hígado.

Aunque los expertos de la Asociación 5 al Día señalan que los nutrientes que aporta la papaya se encuentran principalmente en su pulpa y cáscara, hay quienes consideran que sus semillas también podrían tener un buen valor nutricional.

Protección del sistema digestivo

A las semillas de papaya también se les atribuyen propiedades antibacterianas y antinflamatorias, por ende, se considera que mejorarían la salud digestiva. Se han realizado varias investigaciones y algunas han encontrado que las semillas de papaya combaten la Salmonella o estafilococos, entre otros agentes infecciosos.

Protección a los riñones

Algunas investigaciones científicas sugieren que algunos de los extractos de las semillas de papaya podrían ser beneficiosos para la salud. Por ello, comerse las semillas puede contribuir con el buen funcionamiento de órganos como los riñones.

Favorecerían la pérdida de peso

Las semillas de papaya también tienen un efecto quemagrasa en el organismo, pues tienen la capacidad de impedir que el organismo absorba exceso de grasa y azúcares, lo que acelera el proceso de digestión y contribuye a la pérdida de peso.