El Día Internacional del Yoga llega a su séptima edición en un momento en que la pandemia del COVID-19 continúa alterando las vidas y los medios de subsistencia de las personas en todo el mundo, indica un comunicado de las Naciones Unidas.

“Más allá de su impacto inmediato en la salud física, la pandemia del COVID-19 también ha exacerbado el sufrimiento psicológico y los problemas de salud mental, incluida la depresión y la ansiedad, ya que las restricciones relacionadas con la pandemia continúan en diversas formas en muchos países. Esto ha puesto de relieve la urgente necesidad de abordar la dimensión de salud mental de la pandemia, además de los aspectos de salud física”, indica esa fuente.

El yoga, la práctica milenaria de la India que se esparce en la pandemia. Foto: EFE

El mensaje del yoga para promover el bienestar físico y mental de la humanidad nunca ha sido más relevante. Durante la pandemia se ha observado una tendencia creciente de personas de todo el mundo que adoptan esta práctica para mantenerse saludables y rejuvenecidos y para luchar contra el aislamiento social y la depresión. El yoga también está desempeñando un papel importante en la atención psicosocial y la rehabilitación de los pacientes con COVID-19 en cuarentena y aislamiento. Son particularmente útiles para aliviar sus miedos y ansiedad.

Reconociendo este importante papel del yoga, la conmemoración de este año se titula Yoga para el bienestar, o lo que es lo mismo, cómo la práctica del yoga puede promover la salud integral de cada individuo.

Publicidad

La Misión Permanente de la India ante las Naciones Unidas invita este 21 de junio (de 08:00 a 10:00, hora de Ecuador) a una celebración que se retransmitirá en directo a través de ONU WEB. Conozca más sobre el yoga con demostraciones de ejercicios (asanas) para mejorar la salud física, mental, emocional y espiritual y asista a una mesa redonda interactiva sobre ‘Yoga para el bienestar’.

Mujeres practican yoga en el vagón de un tren local en Mumbai (India). Foto: EFE

¿Qué es el yoga?

El yoga es una práctica física, mental y espiritual de tradición antigua, que se originó en la India. La palabra ‘yoga’ proviene del sánscrito y significa unidad porque simboliza la unión del cuerpo y la mente.

En la actualidad, se practican varias formas de yoga y su éxito y el número de seguidores es cada vez mayor en todo el mundo.

En reconocimiento de su popularidad universal, el 11 de diciembre de 2014, las Naciones Unidas proclamaron el 21 de junio como el Día Internacional del Yoga, con la resolución 69/131.

La celebración de este día sirve para concienciar a la población sobre los beneficios de practicar yoga.

La India propuso el proyecto de resolución para crear el Día Internacional del Yoga y recibió el apoyo de 175 Estados miembros. El primer ministro indio, Narendra Modi, presentó el texto en un discurso pronunciado en la 69.ª sesión de la Asamblea General, en el que dijo: “El yoga es un don inestimable de nuestra antigua tradición. El yoga representa la unidad de la mente y el cuerpo, el pensamiento y la acción. Es importante coordinar todos esos aspectos. Ese enfoque holístico es valioso para nuestra salud y nuestro bienestar. El yoga no se trata solo de ejercicios, se trata de una manera de descubrir el sentido de identidad de uno mismo, el mundo y la naturaleza”.

Un hombre practica yoga en un parque de Chennai, India, con motivo del Día Internacional del Yoga. Foto: EFE

La resolución señala “la importancia de que las personas y las poblaciones adopten decisiones más saludables y modos de vida que propicien la buena salud”. La Organización Mundial de la Salud (OMS) también ha pedido a los Estados miembros que fomenten la actividad física de los ciudadanos. El sedentarismo es una de las diez causas más frecuentes de muerte en el mundo, y un factor clave de enfermedades no transmisibles, como el cáncer, la diabetes y las enfermedades cardiovasculares.

El yoga es más que una actividad física. En palabras del que fue uno de los practicantes más famosos, B. K. S. Iyengar, “El yoga cultiva las formas de mantener una actitud equilibrada en la vida cotidiana y dota de capacidad en el desempeño de las acciones propias”.

Fuente: Naciones Unidas.