Desde marzo del año anterior, las atenciones que brindó el hospital Luis Vernaza de la Junta de Beneficencia de Guayaquil se vieron en un inicio afectadas más que nada por el número de pacientes COVID-19 que debieron atender, ya que casi el 90 % de los pacientes que ingresaron en el primer brote tenían esa enfermedad, lo que les hizo priorizar patologías y aplazar por un corto tiempo aquellas que requerían un manejo menos urgente, señala esa entidad.

El manejo de la pandemia tocó varias aristas en el hospital más antiguo del Ecuador, que implicaban mejorar la calidad de atención de los pacientes y el personal. Desde mayo del 2020, cuando el hospital abrió nuevamente las puertas del área de consulta externa, las teleconsultas fueron implementadas, así los pacientes pudieron acceder a ese servicio a través de citas por telemedicina, lo cual tuvo gran aceptación, especialmente para aquellos pacientes que presentaban problemas de movilidad, o antecedentes patológicos que los hacían más vulnerables a contagiarse.

Ese beneficio se está manteniendo. Actualmente, un 5 % de pacientes que separan sus citas siguen atendiéndose por telemedicina, especialmente aquellos con citas subsecuentes, en pacientes que presentan síntomas leves como gripe y para seguimiento de enfermedades crónicas como hipertensión o diabetes.

El Luis Vernaza agrega que existen varios tipos de telemedicina, como:

Publicidad

Teleconsulta. También conocida como videoconsulta o consulta remota, que posibilita la realización de una interacción médico-paciente a través de medios digitales (llamadas de voz o videollamada).

Telediagnóstico. Hace referencia a realizar un diagnóstico a distancia gracias a la transmisión electrónica de toda la información de la historia clínica.

Monitorización a distancia. El médico debe seguir estos pasos: actualizar la información clínica del paciente, consultar con otros especialistas si se requiere, enviar las recetas o peticiones para otras pruebas si es necesario, realizar un seguimiento del paciente mediante nuevas teleconsultas, por teléfono o email, y planificar las consultas de seguimiento o el nuevo almacenaje de datos en el calendario para hacerlo de manera regular.

La monitorización a distancia es especialmente positiva para los pacientes crónicos. Se calcula que el índice de supervivencia en enfermos como los pacientes cardiacos crónicos mejora un 15 % gracias a la televigilancia, según la Organización Médica Colegial de España.

Telecirugía o cirugía a distancia. Tecnología avanzada que permite a los médicos realizar intervenciones quirúrgicas de forma remota sin estar realmente presente en la sala de operaciones. La cirugía a distancia tiene varios beneficios potenciales sobre las operaciones quirúrgicas convencionales.

Instituto de Neurociencias

La salud mental ha sido muy afectada en la crisis sanitaria. Por ello, resultó muy beneficioso que el Instituto de Neurociencias de la Junta de Beneficencia de Guayaquil también haya potenciado la telemedicina y otros servicios en tiempos de pandemia con el objetivo de que sus pacientes no descontinúen su atención.

Publicidad

Durante los meses más duros de la pandemia bajó considerablemente la atención en todas las áreas del hospital, en especial Consulta Externa, indica un comunicado de esa institución, cuyas principales iniciativas para mantener el servicio a los pacientes en medio de la pandemia fueron teleconsultas, envío de medicinas a domicilio y webinars de psicoeducación.

La aplicación ÁnimaEc está disponible a partir de octubre del 2020 para asistir en casos de crisis emocionales de sus pacientes y otras situaciones relacionadas con la salud mental.

También han desarrollado una nueva versión de la app para celulares ÁnimaEc, la misma funciona como asistente virtual para el cuidado de la salud mental y brinda un enlace para recibir ayuda especializada de forma gratuita para casos de depresión y pensamientos suicidas. Esta herramienta puede descargarse en la tienda de Google Play.

“La implementación y uso de las nuevas tecnologías al servicio de la salud es una iniciativa que veníamos trabajando desde hace varios meses antes de la pandemia; su uso y aceptación se vieron impulsados por la emergencia sanitaria. Nos han ayudado a cambiar paradigmas, así como a ser más eficientes con nuestra gestión”, mencionan.

Todos los servicios implementados en el Instituto de Neurociencias permanecerán en el tiempo y buscan potenciarlos, según agregan sus directivos, para que de esa forma sus servicios estén accesibles para todo el Ecuador y, en un futuro cercano, incluso para otros países.

El compromiso de Solca

El Ing. José Jouvín Vernaza, presidente del Consejo Directivo de Solca, indica que para responder a la crisis sanitaria el 16 de marzo de 2020 constituyeron un comité de crisis integrado por los directores de área y, de una manera específica, por el Dr. Rafael Caputi, jefe de infectología, además de otras autoridades, para enfrentar la pandemia por COVID-19.

“La oferta naturalmente se vio disminuida. Dejamos de receptar y recibir pacientes oncológicos, realmente no solo Solca, sino en el país y el mundo entero, ya que estábamos frente a una pandemia totalmente desconocida. Si bien en ese tiempo seguimos atendiendo a pacientes oncológicos, pero en menor cantidad, también siempre estuvimos pendientes de ver cómo podíamos contrarrestar la infección a este nuevo virus”, dice.

En Solca se vacunó contra el COVID-19 a más de 400 pacientes oncológicos por día. Foto: Jorge Guzmán

Como medidas comenzaron a mantener un total aislamiento del personal oncológico; asimismo, tomaron las medidas de bioseguridad, como lavado de manos, uso de mascarillas y distanciamiento. “Nuestros médicos estuvieron en ese tiempo asistiendo a sus puestos de trabajo. Las consultas virtuales comenzaron después de un par de meses, cuando ya se conoció más sobre el tema y cómo podríamos enfrentar al virus, pero al inicio la gestión de trabajo se hizo particular y se establecieron horarios con las restricciones hasta que se implementó la atención por Zoom y por telemedicina”, añade Jouvín.

“Se usó toda la tecnología que era posible con las teleconsultas y el Zoom fue lo que más se utilizó en esos tiempos, y así hemos ido aprendiendo a convivir con el virus”, señala el directivo, quien confirma que Solca mantiene su compromiso hacia los pacientes. “Esperamos, cuando lo determinen las autoridades y de acuerdo a cómo vayamos regresando a una total normalidad, poder tener un mayor aforo para atender de forma totalmente regular, claro está, con las medidas necesarias”.

Veris, enfocado en el paciente

Desde antes de la pandemia, Veris ya había enfocado sus procesos en el cliente con un alto contenido digital, lo cual resultó en una ventaja durante las primeras fases del brote de COVID-19, para poder acompañar a sus clientes en diagnóstico y tratamiento.

“Nos llevó también a desplegar todo nuestro contingente para desplegar los servicios de laboratorio y farmacia a domicilio”, comenta Michelle Benites, gerente de Marketing. “Surgió la Central Médica Virtual, un servicio diferenciado que brinda videoconsultas y servicios de laboratorio y farmacia a domicilio, para que los clientes no salgan de casa y puedan seguir al cuidado de su salud”, agrega. Además, incorporaron servicios de biología molecular para el diagnóstico del COVID-19 y desplegaron la logística necesaria para la toma de muestras que facilitara, en la medida de lo posible, el diagnóstico a sus clientes.

Durante este año aperturaron su Central Médica número 13 en el Valle de Los Chillos y la Central Médica número 14 en el sector de Vía a la Costa en Guayaquil, en el Centro Comercial Riocentro Ceibos. También se destaca la renovación y ampliación de su Central Médica Kennedy (su primera en el país), con importantes adecuaciones en las áreas de procedimientos especializados de gastroenterología y cardiología y la consolidación de sus servicios virtuales y a domicilio, a través de nuestra Central Médica Virtual.

“Como organización tenemos como objetivo el continuar acompañando a la población ecuatoriana en sus necesidades de salud, enfocándonos en una ruta de cuidado preventivo y no sólo curativo, garantizando que puedan acceder a un tratamiento efectivo y a un costo eficiente. Adicionalmente estamos trabajando para prestar nuevos servicios ambulatorios que complementen los actuales y queremos llegar a un segmento de población con menores condiciones económicas y que puedan acceder a un servicio médico de calidad”, dice Benites.

La experiencia de Interlab

Los exámenes de laboratorio han sido especialmente solicitados en estos tiempos de pandemia. Interlab reporta que las modalidades de servicio más demandadas son la atención a domicilio y el autoservicio (servicio en el vehículo).

Autoservicio: decenas de personas en vehículos solían hacer filas diariamente para esperar que profesionales de Interlab les tomen la muestra por hisopado para pruebas de COVID-19.

Además menciona que entre las iniciativas que implementaron para hacer frente a la crisis sanitaria se encuentran:

Código QR: tanto en los resultados que se descargan a través de la página web, en especial los de COVID-19, como en los recibos de cobro de pruebas de COVID-19 para que los resultados puedan descargarse de una forma directa.

Plataforma de orden electrónica (para médicos): para que puedan generar órdenes de examen sin la necesidad de utilizar papel (orden física); los exámenes llegan al correo electrónico de los clientes para que exista la libertad de que puedan acudir a cualquier laboratorio de su preferencia.

Turnos virtuales: en las sucursales de mayor afluencia implementaron el turno virtual para que los pacientes pudieran conocer la cantidad de pacientes que hay esperando previo a su llegada al punto de atención de modo que puedan tomar su turno y optimizar su tiempo de mejor manera.

App de servicio a domicilio: mejoraron la aplicación que utilizan sus prestadores de servicio a domicilio, de modo que puedan generar las órdenes y realizar cobros ágiles que puedan aminorar el contacto con los clientes.

Seguridades en la página web: implementaron seguridades de modo que la navegación de los clientes sea más segura en su portal en internet (interlab.com.ec), el cual ha funcionado de manera ágil para entregar los resultados sin necesidad de que el cliente vaya a las sucursales.

Sobre la medicina preventiva, Interlab recomienda a sus pacientes a que se realicen chequeos médicos anuales para comprobar el estado de salud, indistintamente de la edad, con su médico de cabecera. “El médico será quien en base a una evaluación clínica les envíe a realizar exámenes de rutina entre los que se podrán encontrar, en especial en tiempos de pandemia, pruebas como hemograma completo, proteína C reactiva, úrea, creatinina, glucosa, gamma GT, GPT, GOT y un examen general de orina. Según los resultados se podrán complementar incluso con exámenes más específicos”.

El Interhospital cuenta con cien camas y seis quirófanos, farmacia, centro de imágenes, auditorio y parqueo para 600 vehículos.

Un logro especial de Interlab en los meses de pandemia fue la apertura del Interhospital, centro privado que desde el 22 de enero atiende con 42 especialidades médicas en el kilómetro 6,5 de la avenida del Bombero.

Omni Hospital, 12 años ¡y adelante!

En marzo del 2021, Omni Hospital celebró su aniversario 12 junto a sus colaboradores y pacientes, tras atravesar momentos difíciles, durante el brote de COVID-19. Parte de su estrategia para hacer frente a esta nueva realidad incluyó renovar su área de admisiones y emergencias, inaugurada en septiembre, y garantizar la atención a sus clientes, dentro de un entorno seguro. En junio, se inauguró el laboratorio clínico OmniLab en el C. C. Albocentro, con el objetivo de que se convierta en un nuevo punto de ayuda para quien necesite un diagnóstico acertado.