Una rutina de entrenamiento diario y buena hidratación son los primeros pasos para una vida en forma y saludable. La alimentación adecuada es otro factor muy importante, más aún si lo que se quiere es bajar de peso.

Para mantener una buena rutina alimenticia es necesario equilibrar la cantidad y calidad de alimentos que ingerimos. Por eso, una buena alternativa para una receta baja en calorías es el jugo de limón con avena.

El limón tiene propiedades antioxidantes y también permite quemar grasa rápidamente. Cuando se combina este cítrico con avena, el resultado es más efectivo. La avena es rica en fibra, además de ser de fácil digestión y depuración de toxinas en el cuerpo. Este alimento otorga una sensación de saciedad que evita las ganas de consumir más alimentos durante varias horas.

La avena es rica en fibra y depura las toxinas del cuerpo.

Los beneficios del limón y la avena también se extienden a la piel. Gastrolab explica que la vitamina C y los antioxidantes del limón pueden ayudar a disminuir los daños a las células de la piel, evadiendo las manchas o lesiones por acné. Su combinación con la avena ayuda a mejorar la textura.

Publicidad

Entre otras propiedades saludables del limón y la avena se encuentra su alto contenido en hierro, magnesio, fósforo y vitamina B, que contribuyen al sistema muscular y al nervioso.

A continuación, una receta del jugo de limón con avena.

Ingredientes:

  • 3 limones
  • 1 taza de avena
  • 4 tazas de agua
  • Miel

Preparación:

1: Calienta el agua y añade la avena para después dejar reposar durante 5 minutos. Posteriormente cuela la mezcla.

2: Licúa hasta obtener una mezcla homogénea.

3: Exprime el jugo de los 3 limones y sírvelo en un vaso para después agregar la mezcla.

4: Endulza con miel al gusto. (F)