Lucir una piel tersa, sin arrugas ni signos del paso del tiempo, es el ideal de muchas mujeres y hombres, quienes buscan opciones que permitan combatir el envejecimiento.

En el mercado es posible encontrar cremas, productos de cosmética, inyectables, entre otras alternativas para evitar que se note el paso de la edad en nuestra piel.

Uno de los componentes que ha ganado mayor popularidad en los últimos años es el ácido hialurónico que, según el sitio web Cuídate Plus, es una biomolécula constituyente de los seres vivos, que se encuentra principalmente en la cresta de los gallos, en el cordón umbilical, en las aletas de los tiburones y se obtiene además por fermentación bacteriana.

¿Cómo debe ser nuestra rutina de belleza para mantener la piel del rostro saludable?

En los seres humanos, este se concentra en las articulaciones, los cartílagos y la piel. Un tercio de la cantidad total de ácido hialurónico del cuerpo se degrada y se vuelve a sintetizar a diario. Existen distintas vías para reponerlo, sin embargo, conforme avanzan los años se va destruyendo poco a poco, y se calcula que a los 50 años de edad habrá desaparecido la mitad del ácido hialurónico del cuerpo.

Publicidad

Ventajas del ácido hialurónico

El propósito de este compuesto en la piel es aportar mayor hidratación y volumen a la piel, con este también se logra remodelar y mejorar el contorno en el que se aplica. La zona más popular para la aplicación de ácido hialurónico es el rostro , debido a que permite rellenar a perfección las las arrugas estéticas de la piel, como patas de gallo, contorno de labios o para realzar los pómulos.

Sin embargo, aunque puede aportarnos diversos beneficios, es importante tener en cuenta que también puede generar consecuencias o efectos secundarios, como indica el blog de Bolós, una farmacia española especialista en ácido hialurónico y medicina estética.

El ácido hialurónico, una alternativa para no entrar al quirófano

La recomendación más importante es que, si se opta por la aplicación de este compuesto mediante inyecciones, el procedimiento siempre se debe realizarse bajo supervisión y mando de un profesional, con el objetivo de evitar riesgos leves o severos que pueden surgir.

Riesgos de grado leve

- Irritación: Uno de los principales efectos que se presentan es el enrojecimiento de la piel, aunque desaparece pocas horas después de la aplicación.

- Hinchazón: Debido a la introducción de un cuerpo extraño. Esto puede darse junto a hematomas, causados por la falta de reconocimiento de lo que se está inyectando en nuestro cuerpo.

- Aparición de bultos. Esta reacción debe estar bajo supervisión, aunque los bultos se deshacen al poco de la aplicación del tratamiento, siempre hay que vigilar el cuerpo extraño.

Así afecta el estrés a la piel; expertos dan recomendaciones

Riesgos más severos o preocupantes

Mala aplicación del ácido hialurónico: El resultado de una mala aplicación puede ser terrible, ya que pueden verse forma irregular, o tener un aspecto deforme, las zonas tratadas.

Reacción alérgica: Previamente es mejor conocer específicamente los componentes que se aplicarán, para evitar reacciones negativas.

Por los posibles inconvenientes, lo mejor siempre será buscar a un profesional y evitar rotundamente una auto aplicación sin los conocimientos necesarios. (I)