¿Sabía que hay emociones que debilitan el sistema inmunitario, provocando más vulnerabilidad hasta desarrollar ciertas enfermedades?

No quiere decir que, en una etapa de la vida, pueda acabar de manera directa con algún tipo de enfermedad que sea incluso mortal, lo que sucede es que la probabilidad aumenta.

Está demostrado que lo que pensamos y sentimos nos afecta, es incuestionable. Pero, por encima de cualquier cosa, las personas somos aquello que hacemos con lo que nos sucede.

Publicidad

Es decir, saber regular, manejar y afrontar esos estados emocionales que causan malestar, puede revertirlo, y propiciar una mejor calidad de vida, según publica La Mente es Maravillosa.

Las emociones que no se regulan pueden enfermarnos. Sabemos que elevan nuestra sensibilidad a los resfriados, la gripe o a ese dolor de cabeza que inmoviliza. Getty Images Foto: BBC Mundo

¿Qué es el síndrome del impostor? Sofía Petro la hija de Gustavo Petro revela que padece este trastorno psicológico

Una investigación del 2018 descubrió que experimentar emociones negativas impacta en el funcionamiento del sistema inmunitario como, por ejemplo, la angustia persistente, que eleva una respuesta inflamatoria general.

Es como cuando nuestro organismo reacciona ante un proceso infeccioso, la rotura de un hueso o una herida en la piel.

Publicidad

El cerebro, en el caso del malestar emocional, detecta una amenaza, algo de lo que defenderse y entonces activa también ese mecanismo inflamatorio, explica Jennifer Graham-Engeland, directora de la investigación.

¿Vives rodeado de objetos inútiles? Cuidado con los peligros del síndrome del acumulador compulsivo

Este aumento del cortisol se puede traducir, en algunas ocasiones, en algunos efectos como pueden ser manchas en la piel o incluso la aparición de ronchas por estrés o ansiedad. Foto: tylim

¿Qué emociones debilitan el sistema inmune?

Efectivamente, existen emociones que debilitan el sistema inmunitario y seguramente es que, una vez que llegue a este punto, deseará saber cuáles son. Aunque de algún modo, es posible que pueda intuirlo.

Publicidad

Todos pasan épocas, en las que la vida duele un poco más, sintiéndose más vulnerable. Momentos en que las emociones pesan, le apagan, llegando a enfermarle.

  • La tristeza persistente es un ejemplo.
  • También la angustia, la sensación de amenaza y de miedo y la idea obsesiva de que todo va a salir mal.
  • El estrés constante que nos acompaña durante semanas.
  • La ira, la irritabilidad y la frustración son estados que, mantenidos en el tiempo, debilitan la respuesta inmunitaria de nuestro organismo.

La ansiedad tiene algunos síntomas bastante raros que pueden pasar desapercibidos

Los investigadores sospechan que puede existir una relación entre el córtex prefrontal y el sistema inmunitario. Ese vínculo estaría regido por un complejo sistema hormonal, como son las glándulas pituitarias, la hipotalámica y la suprarrenal.

Acudir a la terapia no solo le permitirá manejar mejores estados complejos como la angustia, la tristeza o el estrés, sino que además mejorará la salud física y la respuesta inmunitaria del organismo.

El estrés y la ansiedad empeoran la condición del intestino irritable, disparando cólicos y náuseas. Foto: Shutterstock

¿Qué es el Síndrome de Ulises que afecta a los migrantes? Causas de este cuadro psicológico y qué hacer

(I)

Publicidad

Te recomendamos estas noticias