Las redes sociales han estallado con rutinas, retos y consejos para adelgazar, especialmente de la cultura asiática, que prometen resultados seguros y rápidos que dejarán el abdomen como salido de una revista.

El reto ‘abs dance’ en TikTok: los ejercicios asiáticos hipopresivos para reducir el abdomen, ¿realmente funcionan?

Los pasos son aparentemente sencillos: la persona debe ponerse de pie, juntar las piernas y tener las rodillas flexionadas levemente, además hay que contraer el estómago hacia dentro varias veces y también mover las caderas hacia adelante y hacia atrás, de manera repetitiva. Eso se conoce como ejercicios hipopresivos; se ejerce presión no solo en el abdomen, sino que también en los glúteos.

Los abdominales hipopresivos son un tipo de ejercicios basados en la presión y tensión. Se diferencian de los ejercicios abdominales tradicionales en que no emplean la fuerza de brazos, piernas o espalda, sino que se concentran en el abdomen. Según las entrenadoras asiáticas que promueven estos ejercicios, la rutina es sencilla pero intensa: se deben hacer tres repeticiones por 30 minutos diarios durante 15 días. Este compromiso intenso convierte los movimientos en ejercicio. Pero ¿qué tan seguros son?

En redes sociales varios entrenadores han expresado su descontento con los retos de la cultura asiática y recomiendan optar por rutinas integrales. Imagen: pexels

Es necesario que antes de intentarlos en casa se busque la ayuda de un profesional, puesto que, de no hacerlo, podrían ocurrir lesiones, como dolor en la columna baja (lumbalgia) a causa de la anteversión repetitiva, y pérdida de masa muscular o de gasto energético. Además, hay que tener en cuenta días de descanso para la recuperación de los tejidos y una mejor tonificación final.

También hay que tener en cuenta que focalizar la atención en un solo sitio es contraproducente y no ayudará a perder grasa localizada. Según indica el portal Mejor Con Salud, ejercitar más una zona concreta del cuerpo, en este caso el abdomen, llevará a una tonificación de los músculos implicados, pero no a una pérdida de las grasas que están solo allí; lo más probable es que el acondicionamiento físico afecte todos los depósitos de lípidos. Por ello es necesario tener rutinas completas y variadas a lo largo de los quince días. (I)