La Regata Histórica de Venecia es un acontecimiento anual que celebra las ceremonias de bienvenida en honor a Caterina Cornaro, esposa del rey de Chipre, cuando en 1489 renunció a su trono a favor de Venecia. En este famoso desfile, a lo largo de todo el Gran Canal, hay muchos barcos típicos de colores de 1500 con los gondoleros disfrazados.

La primera regata es de hace siete siglos, allá por 1315, durante el gobierno del Doge Giovanni Soranzo. En aquel tiempo, la República de la Serenissima festejaba así las victorias militares, homenajeando también la llegada de mandatarios extranjeros que acudían al centro político y económico del Mediterráneo a establecer acuerdos comerciales. La llegada de la reina de Chipre, Caterina Cornaro, se señala como el inicio de la hegemonía veneciana en el Mare Nostrum.

La tripulación ganadora de la Regata de Campeones en Gondolini, Rudi (i) y Matia Vignotto, celebra la victoria al final de la tradicional Regata Storica (Regata Histórica), el evento principal de la Voga alla Veneta anual (lit.: Remo al estilo veneciano). Foto: andrea merola

A bordo, el Doge, la Dogaressa Caterina Cornaro y todos los altos oficiales del Magistrado veneciano son transportados a lo largo del canal. Es una fiel representación de un pasado glorioso cuando la República de Venecia fue una de las más poderosas e influyentes de todo el mar Mediterráneo.

La regata es uno de los más espectaculares, pintorescos y destacados eventos de la vida veneciana, que encanta tanto a los turistas como a los espectadores locales. Se celebra el primer domingo de septiembre.

Publicidad

Es una procesión de botes de estilo del siglo XVI, con el famoso Bucintoro, bote que representa la Serenissima (ciudad-estado que se ubicó en el norte de Italia, a orillas del mar Adriático, y que luego reunió bajo su dominio a todos los vénetos del Triveneto, Istria y Dalmacia. Su capital fue la ciudad de Venecia), en su cabeza. Luego de la competición los espectadores participan con entusiasmo de los distintos eventos deportivos.

La tripulación ganadora de Women's Regatta on Mascarete the Regatta, Romina Ardit (i) y Anna Mao, celebra su victoria al final de la tradicional Regata Storica. Foto: andrea merola

Mientras los botes multicolores pasan velozmente delante de miles de espectadores, abarrotados a lo largo de las orillas, o en los puestos flotantes, o incluso mejor en uno de los botes amarrados a lo largo del Canal, un murmullo incesante actúa como la banda sonora de la competencia.

En la Regata Storica se celebran muchas competiciones diferentes: la regata de campeones en gondolini, la regata en caorline, la regata femenina en mascarete, la regata de los jóvenes remeros en pupparini.

La competición se divide en varias regatas siendo la primera la de los niños (pupparini) que a bordo de unas pequeñas embarcaciones a dos remos ya apuntan maneras de cara a convertirse en futuros campeones. A continuación viene la carrera conocida como donne su mascarete, llamada así por la característica proa de las embarcaciones ligeras usadas en su tiempo por las cortesanas de Venecia, y hoy convertida en la competición femenina. La tercera regata se espera con mucha expectación ya que los más hábiles y fuertes pugnan por hacer sus carolas (embarcaciones de 6 remos que se empleaban para el transporte de mercancía en los trayectos entre las islas de la laguna) las más veloces.

Entusiastas participantes cruzan el Gran Canal en la tradicional regata veneciana. Foto: andrea merola

Otra de las competiciones anexas de la Regata Histórica es la disputa entre los campeones de remo de góndola a dos remos, que es sin duda la que implica mayor destreza técnica frente a la fuerza que define las otras regatas. Los amantes del remo siguen con atención esta carrera, animando cada tifoso a su preferido. Ganar en Canalasso, como los lugareños llaman al Gran Canal de Venecia, es el máximo éxito deportivo y un honor para todo regatista veneciano.

El recorrido que cubren durante la regata nos enseña las principales bellezas de la Venecia, desde los jardines del Castillo, al Gran Canal, Rialto, y la llegada frente al palacio de Ca’Foscari.

Sorteo de la procesión de barcos históricos a lo largo del Gran Canal, en la inauguración de la regata. Foto: andrea merola

Tal y como marca la tradición, los ganadores de las regatas son premiados con la bandera roja, y los siguientes tres clasificados obtienen respectivamente la bandera blanca, verde y azul, trofeos que en la práctica se han sustituido por medallas que atestiguan la victoria y participación en la Regata Histórica Veneciana. Hasta hace poco otro de los premios era la entrega de un cerdito vivo, que se exhibía en una góndola del desfile. La polémica de los grupos de defensa de los animales derivó en el fin de esta particular tradición.