El cóndor, ave símbolo de los Andes, sufre por la pérdida de su hábitat y la caza indiscriminada. Además por el envenenamiento de la carroña, su principal alimento. El veneno destinado para predadores, como los zorros, termina siendo el motivo de la muerte de esta especie.

Hay proyectos a nivel local y latinoamericano en los que se trabaja para aumentar su población, pero está sigue en declive. En el país hay menos de 150 ejemplares.

En estado salvaje, se las puede observar en los páramos de la Sierra.

Algunas de las tomas de animales fueron realizadas en Zoológico El Pantanal, en el km 23 vía a Daule, en la provincia del Guayas

LEA TAMBIÉN: ALBATROS DE GALÁPAGOS