Luego de haber sido controlado el incendio vehicular de gran magnitud en la intersección de la av. Simón Bolívar (sentido sur-norte) y Bernardo de Legarda, en el sector San Juan de Cumbayá, las autoridades revelaron nuevos detalles de este siniestro.

El vehículo quemado era un tanquero que transportaba 6.000 galones de combustible divididos en cuatro compartimientos.

El alcalde de Quito, Pabel Muñoz, en una publicación en su cuenta de redes sociales, destacó la importancia de retirar todo el material contaminado del lugar y anunció que se exigirá a los propietarios del tanquero que se hagan cargo de los gastos correspondientes a la limpieza y mitigación de los daños ocasionados.

Publicidad

Operativos policiales en Quito permitieron recuperar dos vehículos reportados como robados

“Exigiremos que los dueños del tanquero se hagan cargo de los gastos que les correspondan”, dice su publicación.

De manera preliminar se informó que al tratarse del incendio total del vehículo, en las investigaciones se determinará si en el interior del carro se encontraban personas o no.

Desde el Cuerpo de Bomberos Quito (CBQ) informaron que, para esta emergencia, se desplegó un operativo con 46 uniformados y 19 vehículos contraincendios para combatir el fuego que se había propagado a tres de los cuatro compartimientos del tanquero.

Publicidad

Cierre total de las avenidas Simón Bolívar y Ruta Viva por incendio de un tanquero que se volcó

Tras intensas labores de control y enfriamiento, la Unidad de Materiales Peligrosos procedió a sellar el cuarto compartimiento para prevenir mayores riesgos.

Además del incendio vehicular, los equipos de emergencia también enfrentaron un incendio forestal provocado por el siniestro del tanquero. Afortunadamente, ninguna estructura resultó afectada, ya que el área circundante consistía principalmente de zonas boscosas.

Publicidad

Mercados de Quito ofrecen variedad de productos para la fanesca, también se promociona el platillo preparado

Por otro lado, la Empresa Pública Metropolitana de Gestión Integral de Residuos Sólidos (Emgirs) tomó medidas para gestionar adecuadamente los desechos peligrosos.

Se dispuso de dos volquetes con material absorbente para contener el material derramado, y en el relleno sanitario de El Inga, en la parroquia Pifo, se preparó un cubeto de emergencia para gestionar de manera segura los desechos peligrosos.

Mientras tanto, la estación de transferencia norte albergará temporalmente los residuos del tanquero incendiado hasta que se resuelva su disposición final. (I)