Portoviejo

Hace más de un año una vivienda ubicada en la comunidad de Los Cuyeyes, población perteneciente a la parroquia Honorato Vásquez, en el cantón Santa Ana, Manabí, se quemó en un incendio.

Fue tan devastador el hecho que semanas después el jefe de ese hogar murió aparentemente en un suicidio, dejando en abandono a su esposa y sus cuatro hijos menores de edad, según policías.

Publicidad

La madre también decidió alejarse y abandonar la casa, indicaron agentes, por lo que los menores quedaron sin sustento luego del voraz incendio que los dejó en la calle.

Ante esta realidad, los abuelos paternos de los cuatro menores decidieron cobijarlos en su casa hecha de cañas y techos de metales viejos y fundas.

Este panorama fue conocido por agentes del distrito de Policía 24 de Mayo, quienes a través del sargento Rubén Guamán Ríos y sus compañeros decidieron hace diez meses emprender una misión a través de autogestión: construirles una casa a los niños.

Publicidad

Así emprendieron el proyecto “Mi Casita”, con el fin de construir una vivienda para estos niños, tres varones y una niña, de entre cuatro y ocho años de edad.

Niño con parálisis cerebral conmueve a policías en El Carmen. Lo nombraron comandante por un día

En sus días libres, y en algunas ocasiones con la colaboración de los vecinos de los niños, los policías realizaron la construcción de la vivienda. Hicieron huecos, prepararon mezcla, ubicaron el techo y otras actividades para levantar el nuevo inmueble, en medio de la expectativa de los niños que veían el proceso constructivo de su casa que reemplazaba a su morada que se redujo a cenizas en el incendio.

Publicidad

SANTA ANA, Manabí. En los días libres y fines de semana, agentes policiales y vecinos ayudaron a construir casa para niños que ahora viven con sus abuelos paternos. Foto: Cortesía Policía Nacional

Guamán y sus compañeros emprendieron una cruzada para realizar autogestión con diferentes personalidades, así como actividades sociales que contaron con el apoyo del personal policial que desinteresadamente participó activamente en cada una de ellas, incluso en el proceso de adecentamiento del terreno.

El policía que emprendió la actividad señaló que fue un trabajo desinteresado y comprometido del personal policial que labora directamente con la comunidad.

Los Cuyeyes es una comunidad ubicada en la parte posterior de la presa de Poza Honda, zona este de la provincia.

Estrella Albán, junto a su esposo, abuelos paternos de los menores recibieron, en un emotivo y sencillo acto desarrollado la semana pasada, la vivienda para que ahí puedan residir con sus nietos, y además agradecieron la labor policial en un hecho que marcó emocionalmente sus vidas. (I)

Publicidad