Cuenca

Decenas de estudiantes, trabajadores, jubilados y ciudadanos se tomaron por un par de horas las calles de Cuenca para protestar contra las políticas y acciones del Gobierno Nacional.

También, los participantes rechazaron la desaparición y muerte de María Belén Bernal, cuyo cadáver fue encontrado esta tarde en el cerro Casitagua, en Quito.

Publicidad

La convocatoria estuvo hecha desde la semana pasada. Esta tarde, los primeros en arribar fueron los estudiantes de la a universidad de Cuenca.

Los jóvenes portaron cartelones, banderas, llantas y otros elementos con los que expresaron su impaciencia.

En el recorrido también hubo cánticos en contra los gendarmes a quienes los cuestionaban por la muerte de Bernal.

María José Cabrera, presidenta local de la Federación de Estudiantes Universitarios del Ecuador (FEUE), expresó qué hay muchas razones para indignarse, pero en coyuntura por la muerte de la abogada Bernal en Quito porque ocurrió dentro de la Escuela de formación policial y teniendo como principal sospechoso a un servidor de la entidad.

Publicidad

Agregó que también reclaman por otras situaciones como la falta de medicinas e insumos en los hospitales públicos así problemas de seguridad.

Desde el sector de San Blas, los trabajadores y más manifestantes se unieron a la marcha, cuyo destino final fue la glorieta del Parque Calderón en donde se dieron algunos discursos contra el régimen.

Rubén Baculima, director del Frente Unido de Trabajadores (FUT) en Azuay, planteó al Gobierno Central tres temas para evitar más manifestaciones e incluso un potencial nuevo paro nacional.

Por un lado, dijo que se presente un plan de pagos al Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), además que desde el Consejo Nacional Electoral se impulse las elecciones para nuevos representantes en el directorio de esa misma entidad y por último que la Fiscalía investigue a fondo los casos de corrupción a gran escala en ministerios y otras dependencias estatales.

Publicidad

Cerca de las 18:00, la mayoría de los convocados empezó a retirarse y quedaron únicamente los estudiantes en la esquina de las calles Bolívar y Luis Cordero, en los bajos de la Gobernación del Azuay.

Según la Presidenta de la FEUE, aunque la jornada de hoy terminó sin mayores novedades, advirtió que seguirán resistiendo porque “en la lucha del pueblo nadie se cansa”. (I)