Representantes de la Unión de Operadoras del Transporte Urbano de Quito anunciaron la suspensión de sus operaciones de 05:00 a 09:00 desde este martes 26 de octubre de 2021.

Esta “medida desesperada” la toman ante la falta de recursos para abastecer de combustible a sus unidades por el aumento del valor del diésel decretado por el presidente Guillermo Lasso, enfatizaron los dirigentes.

Jorge Yánez, presidente de este gremio, puntualizó que solicitan una reunión de trabajo “urgente e impostergable” con el presidente, para demostrar técnica y financieramente que necesitan una tasa interna de retorno, una medida que compense las pérdidas ante el último aumento del valor del combustible.

También dijo que “devuelven de manera respetuosa” las ofertas de exoneración en el precio de llantas y filtros, porque creen que no serán cumplidas.

Publicidad

Luis Haro, presidente del Corredor Central Norte, puntualizó que no se trata de una paralización, sino de un reajuste de costos. “Una unidad que antes ponía $ 40 de combustible hoy necesita $ 75, y ya es insostenible para los transportistas”, acotó.

También informó que las medidas serán progresivas. “Puede ser mañana, cuatro horas, después puede aumentar la suspensión. Todo será en relación al ajuste en las cuentas de cada empresa”, añadió.

Los representantes acotaron que no van a cerrar vías, sino solo a suspender el servicio.

Solo si son recibidos y encuentran un consenso retornarán a la normalidad en el servicio, argumentó Mercy Manobanda, representante del Consorcio de Transporte en Calderón.

“Le pedimos ser atendidos y aquí estaremos siempre de pie, señor presidente”, añadió.

Desde la cooperativa de transporte Yaruquí, parroquia del nororiente de la capital, informaron a este Diario que sí se brindará el servicio de manera normal, no habrá paralización.

Finalmente, informaron que desconocen a los dirigentes del transporte que han llegado a acuerdos con el Gobierno, por no haber sido consultados. (I)