El multimillonario británico Richard Branson, a solo una semana de cumplir 71 años, espera hacer pruebas como viajero espacial para potenciar su proyecto mediante la empresa Virgin Galactic, este próximo domingo 11 de julio y contará con tecnología respaldada por la NASA.

Branson espera evaluar la experiencia privada como astronauta y se ha sometido al mismo entrenamiento, preparación y vuelo que los futuros astronautas de Virgin Galactic, ha indicado la firma. Además, “la compañía utilizará sus observaciones y experiencia de vuelo para mejorar los viajes de todos los futuros clientes”.

El VSS Unity viajará con el empresario británico y otros cinco integrantes hacia el borde que divide a la Tierra del espacio exterior. El vuelo, que parte desde Nuevo México hacia el borde del espacio, será transmitido en directo por las diversas cuentas de redes sociales de la compañía.

La transmisión en vivo comenzará a las 9 am EDT (1300 GMT), y se podrá seguir desde el sitio web de Virgin Galactic, así como de las cuentas de Twitter, Facebook y YouTube de la compañía.

Publicidad

No en cohete, sí en avión

Virgin Galactic no utiliza un cohete clásico para lanzar su nave al espacio sino un avión que despega de una pista y luego deja caer en altitud la nave espacial que lleva adosada, que enciende sus motores cuando llega al espacio y luego desciende planeando.

Si todo va según lo previsto, el vuelo durará unos 90 minutos y terminará donde empezó: en una pista de aterrizaje de Spaceport America.

La tripulación está compuesta por el dueño de Virgin Galatic, Richard Branson, con tres especialistas de la misión del vuelo y dos pilotos de misión.

Beth Moses, instructora principal de astronautas en Virgin Galactic. Moses se desempeñará como líder de cabina y director de pruebas en el espacio, supervisando la ejecución segura y eficiente de los objetivos del vuelo de prueba.

Colin Bennett, ingeniero jefe de operaciones de Virgin Galactic. Bennett evaluará el equipo, los procedimientos y la experiencia de la cabina tanto durante la fase de impulso como en el entorno de ingravidez.

Sirisha Bandla, vicepresidenta de Asuntos Gubernamentales y Operaciones de Investigación de Virgin Galactic. Bandla evaluará la experiencia de investigación atendida por humanos, utilizando un experimento de la Universidad de Florida que requiere varios tubos de fijación portátiles que se activarán en varios puntos del perfil de vuelo.

Publicidad

Sir Richard Branson, fundador de Virgin Galactic. Branson evaluará la experiencia de un astronauta privado y utilizará sus observaciones para mejorar el viaje de todos los futuros clientes astronautas.

Los pilotos de esta misión son Dave Mackay y Michael Masucci volando VSS Unity, y CJ Sturckow y Kelly Latimer volando VMS Eve.

El reluciente avión espacial blanco será transportado por un reactor de doble fuselaje llamado VMS Eve (en honor a la madre de Branson) hasta una altitud de 50.000 pies (15 kilómetros), donde el Unity se soltará y se elevará con la potencia de un cohete en una subida casi vertical a través de la franja exterior de la atmósfera terrestre.

En la cúspide de su vuelo, a unas 55 millas (89 kilómetros) por encima del desierto de Nuevo México, la tripulación experimentará unos minutos de ingravidez antes de descender planeando hacia la Tierra.

Experimento vegetal apoyado por la NASA

Tres tubos de fijación del Centro Espacial Kennedy contendrán plantas de Arabidopsis thaliana durante el vuelo tripulado del Unity 22 al espacio. Sirisha Bandla, de Virgin Galactic, activará los tubos para liberar un conservante que capturará la bioquímica de las plantas en puntos específicos durante las transiciones hacia y desde la microgravedad.

Bandla activará tres tubos llenos de plantas para liberar un conservante en las etapas críticas de recopilación de datos durante el vuelo: 1 g antes del impulso del cohete, justo antes de entrar en microgravedad y después de la conclusión de la microgravedad. (I)