En unos meses más se cumplirán dos años desde que China informó a la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre un misterioso nuevo virus que estaba causando estragos en Wuhan. Luego se conoció que se trataba de un coronavirus al que se bautizó como SARS-CoV-2, y COVID-19 a la enfermedad que origina.

Hasta ahora los infectados y fallecidos se cuentan por millones; pero así también, se han creado vacunas -unas más efectivas que otras-, para inmunizar a la población. De esta manera, algunos países ricos ya han empezado a relajar las medidas de confinamiento e incluso quitado la obligatoriedad del uso de la mascarilla, principal arma contra la infección cuando la idea de crear una vacuna era lejana.

Francia

Uno de estos ha sido el gobierno francés, que anunció este lunes la reapertura de las discotecas en casi tres semanas, el viernes 9 de julio, sin la obligación de llevar mascarilla, con aforo del 75 % en interiores y un 100 % en exteriores, pero con la condición de presentar una prueba negativa o un certificado de vacunación.

Publicidad

La decisión fue anunciada públicamente tras una reunión en el Palacio del Elíseo entre el presidente francés, Emmanuel Macron, y representantes del sector del ocio nocturno, que urgían una reapertura de los locales tras 15 meses de cierre.

Los entusiastas de la música participan en el Festival de Música de verano francés, "Fete de la Musique" en la Place de la République en París el 21 de junio de 2021. Foto: AFP

La única condición impuesta a estos locales, además de la ligera restricción de aforo, es que los clientes presenten un documento que señale tener la pauta completa de vacunación o una prueba reciente de diagnóstico negativo.

Según los dos sindicatos mayoritarios en Francia, de 1.600 discotecas en Francia, 152 habían cerrado definitivamente a finales de marzo de 2021 por dificultades financieras y el 25 % presenta problemas para cumplir con el protocolo sanitario, en especial por el sistema de ventilación.

Los conciertos de pie volverán a Francia el 30 de junio, acordaron además en esta reunión, que contó con la presencia de la ministra de Cultura francesa, Roselyne Bachelot, y el ministro delegado, Alain Griset, encargado de la pequeña y mediana empresa.

El aforo también será de 75 % en interiores y 100 % en exteriores.

En el caso de que los espectadores sean más de 1.000 se requerirá un certificado sanitario que acredite la vacunación completa (una o dos dosis, dependiendo de si ha pasado o no la enfermedad) o un test negativo, aunque ya no será obligatorio el uso de mascarilla.

Publicidad

España

Los españoles podrán dejar de usar mascarilla al aire libre desde el 26 de junio, siguiendo los pasos de Francia.

Justo un día después de que los franceses dejaran de llevar forzosamente mascarilla al aire libre, el presidente del gobierno español Pedro Sánchez anunció que sus ciudadanos podrán hacer lo mismo a partir del sábado 26 de junio.

Los espectadores asisten a un concierto de música rock del grupo español Love of Lesbian en el Palau Sant Jordi de Barcelona el 27 de marzo de 2021. Foto: AFP

“Nuestras calles y nuestros rostros recuperarán en los próximos días su aspecto normal”, declaró Sánchez en un acto empresarial en Barcelona.

El uso del tapabocas en el exterior se impuso en España en mayo de 2020, en un principio solo cuando no se podía mantener una distancia interpersonal segura, aunque después se generalizó.

La mejora de la situación sanitaria y la cercanía del verano boreal, en el que España espera empezar a recuperar los millones de turistas perdidos por la pandemia, había elevado la presión para levantar esta medida como ya habían hecho Francia y Bélgica.

EE. UU.

Las luces de Broadway comenzarán a brillar con todo su esplendor en agosto mientras el gobernador y el alcalde de Nueva York se quitan la palabra cada día para desvelar un nuevo gran concierto, un desfile o fuegos artificiales con los que anunciar a bombo y platillo el fin de la pandemia, que ha sumido a la Gran Manzana en una profunda crisis que seguirá aquí cuando la última carroza haya pasado.

“Igual que hemos visto las luces de Broadway comenzar a encenderse de nuevo, creo que también tenemos que mirar hacia El Bronx y Brooklyn, ya sabes, a todas las partes de la ciudad, para asegurarnos de que esta recuperación es experimentada por todos, no solo por los segmentos más visibles de la sociedad”, dice a Efe el director del Centro Nacional para la Preparación ante los Desastres de la Universidad de Columbia, Jeff Schlegelmilch.

Rodeado de fervientes acólitos, el gobernador Andrew Cuomo ofreció el pasado día 15 de junio una alborozada rueda de prensa para anunciar el levantamiento de todas las restricciones impuestas por la pandemia, con la excepción de las vigentes en los transportes públicos, hospitales o guarderías.

“Los negocios pueden abrir porque las órdenes estatales ya no están vigentes, ni las restricciones de la capacidad o de los aforos, ni hay que medir la temperatura, ni es necesario continuar los protocolos extraordinarios de limpieza y desinfección”, dijo Cuomo.

Kathryn García, candidata a alcalde de la ciudad de Nueva York, participa en el "Solsticio en Times Square: Mind Over Madness Yoga" el 20 de junio de 2021, un evento anual de yoga al aire libre de todo el día en el corazón de Times Square. Foto: AFP

Ese día, el 70 % de los adultos del estado habían recibido al menos una dosis de la vacuna contra el COVID-19.

“Un 70 % significa que ahora podemos regresar a la vida como la conocíamos”, dijo el gobernador ante una entregada audiencia que constantemente lo interrumpía con aplausos y a la que también cacareó que esa misma noche se lanzarían fuegos artificiales en todo el estado en homenaje a los trabajadores de primera línea.

Las palabras de Cuomo se extendían como la pólvora cuando todavía resonaba el anuncio que un día antes había hecho el alcalde Bill de Blasio, adelantando un “gran desfile” presencial, el próximo 7 de julio, dedicado a los trabajadores esenciales.

“El primer desfile del regreso; el primer gran desfile verdadero en la ciudad de Nueva York, será uno para celebrar a los héroes de la lucha contra la covid-19”, dijo el alcalde, que había prometido la reapertura total para el 1 de julio.

Los neoyorquinos recibieron con cautela los primeros levantamientos de las restricciones pero poco a poco han ido volviendo a llenar parques, calles, terrazas, bares y restaurantes, aunque muchos prefieren seguir poniéndose la mascarilla en lugares donde ya no es obligatorio, como comercios y supermercados.

Italia

Esta nación, una de las más afectados por la pandemia, pondrá fin a la obligación de llevar mascarilla al aire libre a partir del 28 de junio, anunció este lunes el ministro de Salud.

“A partir del 28 de junio, ponemos fin a la obligación del uso de mascarilla al aire libre”, anunció Roberto Speranza en su cuenta de Facebook, precisando que la decisión se aplicaría a regiones clasificadas como “zona blanca”, donde la circulación del virus es baja. En la actualidad, la medida regiría en toda Italia salvo el Valle de Aosta (norte).

El anuncio llega tras un informe favorable del Comité Técnico-científico que asesora al gobierno sobre la pandemia. Este equipo consideró que la mascarilla ya no debe ser obligatoria en las zonas blancas, pero que la población debería tener siempre una a mano por si se dieran situaciones de alta concentración de personas.

Las previsiones de los expertos apuntan que el 28 de junio, todas las regiones de Italia serán zona blanca.

Este lunes, Italia registró 21 decesos y 495 casos de covid-19 en las últimas 24 horas. Algunas regiones no registraron ningún fallecido.

Desde el comienzo de la pandemia, Italia (60 millones de habitantes) ha registrado 127.291 fallecidos y 4,25 millones de contagios. De momento, un 30% de la población mayor de 12 años está vacunada, esto es, cerca de 16 millones de personas.

Japón

En la nación asiática, a un mes de los Juegos Olímpicos (del 23 de julio al 8 de agosto), el domingo se levantó el estado de emergencia sanitaria en Tokio y otras ocho prefecturas, pero se mantienen las restricciones que podrían limitar la presencia local en el evento deportivo.

La reducción de restricciones también permitirá celebrar partidos o conciertos con espectadores pero con un aforo del 50% y un máximo de 10.000 personas.

Sin embargo, se suprimieron las seis zonas de aficionados previstas inicialmente para seguir las competiciones olímpicas en Tokio en pantallas gigantes.

Los organizadores de los Juegos abrieron el domingo la Villa Olímpica a los medios y presentaron una “clínica de la fiebre” para analizar y aislar a las personas sospechosas de estar infectadas.

Reino Unido

El primer ministro británico, Boris Johnson, afirmó este lunes que la situación actual en el Reino Unido “pinta bien” para poder levantar de manera irreversible todas las restricciones por la pandemia el próximo 19 de julio, tras haber tenido que retrasar cuatro semanas la fecha inicial para eliminar las medidas.

En declaraciones a la BBC durante una visita a un laboratorio en Hertfordshire (Inglaterra), el líder “tory” se mostró optimista sobre cómo evoluciona la pandemia en este país -donde los contagios diarios rondan los 10.000 casos- pese al avance de las variantes del virus, especialmente la Delta.

El primer ministro británico, Boris Johnson, con una cubierta facial, visita un centro de vacunación de COVID-19 instalado temporalmente en el StoneX Stadium, sede del club de rugby inglés Saracens, en el norte de Londres. Foto: AFP

“Viendo dónde estamos hoy, con la eficacia de las vacunas contra todas las variantes (...) creo que (la situación) tiene buena pinta cara a que el 19 de julio sea el punto de término (de las restricciones)”, respondió, al ser cuestionado sobre si esa nueva fecha límite para retirar las normas sociales será “irreversible”, tras un primer retraso.

También aprovechó para destacar que “lo más importante” para la economía nacional y para pagar la recuperación es asegurar que se continúa “abriendo (la sociedad), de forma cautelosa pero irreversible, y hacer que la economía vuelva a moverse”.

“Esa es la prioridad del Gobierno y estamos trabajando mucho en ello”, dijo el líder conservador.

Si bien el avance de la variante Delta en el país obligó al Ejecutivo a recular en una decisión inicial que se hubiera traducido en la retirada hoy de todas las restricciones, sí se han eliminado algunas medidas, como la limitación a 30 personas del número de asistentes a bodas y velatorios, aunque esos eventos deberán observar la distancia social y evaluar el riesgo.

Además, los ancianos que viven en residencias no tendrán que aislarse al salir de esos centros y podrán designar a un “cuidador esencial” al que podrán visitar en su hogar.

Israel

Con gran parte de su población inmunizada, esta nación dio un gran paso en abril pasado hacia la normalidad, al eliminar la obligatoriedad del uso de la mascarilla al aire libre tras un año de imponerse su uso para contener el virus. (I)