Este lunes una veintena de organizaciones del área de la salud instaron al presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, a sancionar sin veto el proyecto de ley aprobado por el Congreso que permite la liberación de patentes de insumos y vacunas durante la pandemia del coronavirus.

El proyecto de ley, cuyo plazo para sanción finaliza este jueves, permitirá que Brasil emita en bloque la liberación de patentes de medicamentos, vacunas, test de diagnóstico e insumos necesarios para la producción de fármacos, como el IFA, cuya escasez provocó un atraso en la producción de inmunizantes, de acuerdo con el Grupo de Trabajo sobre Propiedad Intelectual (GPTI).

El primero y único uso de ese mecanismo en Brasil ha sido activado en el combate al sida. En 2007, el Gobierno brasileño liberó la patente de uno de los medicamento del cóctail contra el VIH, el Efavirenz, reduciendo un tercio el precio que era negociado por el laboratorio estadounidense.

De acuerdo con el GPTI, que reúne especialistas y entidades de la sociedad civil, en caso de ser sancionado, el proyecto de ley modernizará dicho mecanismo y "colocará a Brasil en la vanguardia del tema".

El coordinador del grupo, Pedro Villardi, resaltó que actualmente son pocas las empresas que controlan la producción y distribución global de vacunas contra la covid-19 gracias a las patentes, un título que les garantiza el monopolio al menos 20 años.

"El efecto de eso es que, en vez de ganar inmunidad global, generamos nueve nuevos billonarios en el mundo", afirmó Villardi, citado en un comunicado.

Y agregó: "Con la liberación temporal, las empresas todavía mantendrían beneficios, pero menores".

Brasil es uno de los países más golpeados del mundo por la pandemia, con cerca de 580.000 muertes y 20,7 millones de casos, aunque la situación ha mejorado en las últimas semanas con el avance de la vacunación, con alrededor del 60 % de la población inmunizada con al menos una dosis y el 30 % con la pauta completa.

No obstante, el Gobierno del presidente Jair Bolsonaro ya ha expresado su intención de comenzar a aplicar una tercera dosis de refuerzo a partir del próximo mes. (I)