Tras trece años de investigaciones, alias Francis, a quien se declaró muerto en el 2012 y que ha sido considerado como uno de los presuntos autores materiales del asesinato del general de la Fuerza Aérea Ecuatoriana (FAE) Jorge Gabela Bueno podría estar vivo y no fue vinculado en el proceso judicial por ese crimen.

Estas hipótesis son parte de la reconstrucción del denominado tercer producto, que fue una primera investigación pericial no judicial que se realizó en el 2012, por parte de un Comité Interinstitucional que se constituyó en el régimen de Rafael Correa.

Esa pericia la hizo el forense argentino Roberto Meza Niella, quien retornó al Ecuador en mayo pasado para reescribir este informe, por orden de la Corte Constitucional (CC), que tramitó una acción extraordinaria de protección planteada por la viuda de Gabela, Patricia Ochoa, y la Defensoría del Pueblo.

Publicidad

El objetivo de ese informe, por el que se contrató a Meza en el 2012, era investigar los hechos que rodearon el asesinato del general, quien en el 2008 denunció anomalías en la compra de los siete helicópteros Dhruv por $ 45 millones a la empresa hindú Hindustan Aeronautics Limited (HAL).

En la madrugada del 19 de diciembre del 2010, la hija de Gabela fue perseguida por un vehículo hasta su domicilio en el sector de Samborondón.

Los ahora procesados por el hecho ingresaron a la casa. El general acudió a ayudar a su hija y recibió un disparo que provocó su muerte diez días después en un hospital de Guayaquil.

Publicidad

La consultoría de Meza tenía como propósitos de obtener información e indicios confiables y definir en forma objetiva y probada cuál habría sido el móvil del crimen del oficial: si el delito común o por sus denuncias sobre los helicópteros.

En la segunda etapa de la investigación del perito, este arribó a detalles como que el acto criminal tenía relación con un acto ajeno a la delincuencia común. Al contrario, se «encontraron méritos en hechos relacionados con la actividad laboral de Gabela» y fruto de ello tenía que emitir un informe motivado que permita apuntar a los presuntos autores intelectuales del móvil.

Publicidad

Esas conclusiones habían sido recogidas en un tercer producto que el perito entregó en el 2013. Sin embargo, en febrero del 2015, la exministra de Justicia Ledy Zúñiga, que presidía dicho Comité Interinstitucional, afirmó que el asesinato se habría relacionado con la delincuencia común.

Meza aseguró que esas no fueron sus conclusiones y Patricia Ochoa empezó un recorrido por las instancias judiciales, con un último recurso de acceso a la información pública, para conocer este documento que se considera desaparecido de los archivos del Estado.

Hasta que, en febrero del 2023, la Corte Constitucional concluyó que se vulneró el derecho a la verdad y decretó que se reconstruya esta investigación y se lo entregue a la familia del general.

QUITO (14-07-2023).- El perito argentino Roberto Meza Niella, encargado de reconstruir el tercer producto en la investigación del denominado caso Gabela. Sugey Hajjar/ EL UNIVERSO. Foto: El Universo

El 11 de julio del 2023, Meza presentó su informe y en él hace un recuento de los hechos que abren interrogantes sobre la participación de uno de los posibles autores materiales del crimen: Francis, quien no fue vinculado al caso y podría estar vivo, ya que en el 2012 se lo había declarado muerto.

Publicidad

Esta nueva revelación ahondó la incertidumbre de la familia Gabela y en la Defensoría del Pueblo, como partes interesadas en la reconstrucción del tercer producto.

Según se conoció, estas inquietudes podrían ser incluidas en los pedidos de ampliación del informe que se harían al perito Roberto Meza en los próximos diez días que restan de plazo para plantearlas, según lo determinó la Corte Constitucional. El forense tendría otros 30 días para subsanarlas.

¿Cómo se vinculó a alias Francis en la pericia del 2012?

Por el asesinato de Gabela, en abril del 2012, un Tribunal de Garantías Penales del Guayas declaró culpables del asesinato de Gabela a cinco personas: Jaime A. alias el Cojo; Tony T. alias el Volante y Julio S. alias Sianca, sentenciados a 25 años de reclusión como autores.

A Teófilo M. alias Chicho se lo procesó como cómplice y le impusieron una pena de doce años y seis meses. Y, a Máximo T., como encubridor, le dieron dos años de pena, según consta en el proceso.

Entre ellos no está el sospecho identificado como alias Francis y que, con el avance de las investigaciones, fue mencionado por dos de los procesados cuando se encontraban en prisión.

Fue en el año 2013, en la pericia contratada por el extinto Comité Interinstitucional, que Meza mantuvo una entrevista con el Cojo, quien vincula a Francis a la investigación.

Según se recoge en la pericia reconstruida, en las instalaciones de la Penitenciaría del Litoral, el Cojo le había contado a Meza que una persona de alias Francis «habría sido el autor material del asesinato de Gabela» y que ese mismo Francis habría recibido pagos por parte de «un general de la FAE» para cometer el hecho.

El video de esa entrevista no se encontró en los documentos y archivos del 2012, recoge la nueva indagación.

En esa ocasión, el Cojo le relató que conoció a alias Francis, pues los dos estuvieron detenidos en la Policía Judicial, aunque por hechos diferentes. Otro detalle que había mencionado el Cojo es que «Francis tenía amigos con influencias y también policías». Esa declaración sí constaría en un archivo de audio que quedó de los documentos públicos.

En la recopilación de información, se habría verificado que el Cojo estuvo detenido con Francis en febrero del 2011.

A lo mencionado por el Cojo, se sumó otra posible fuente de información que responde al nombre de Richard P.

Él fue detenido por otro delito en la Penitenciaría del Litoral y contactado para corroborar información.

En una entrevista, Richard P. le dijo a Meza que Francis era un sicario del que solo sabía su nombre: David; y, que permanecieron detenidos por catorce días en la Policía Judicial en el 2011.

En el historial de detenciones, se observó que el 16 de febrero del 2011 Richard P. fue detenido por asociación ilícita y también, en esa misma ocasión, 16 de febrero de 2011, una persona que respondía a la identificación de Derly David Salazar Vargas estuvo detenido por asociación ilícita.

Richard P. también había señalado que Francis, al parecer, era zurdo y ello hacía coincidir con los análisis balísticos de que quien disparó el arma tenía dominio sobre esa mano.

Para Meza esas coincidencias ponían la investigación frente al «sospechoso de ser el autor material del asesinato de Gabela».

La presunta doble identidad de Francis y las sospechas sobre su muerte

Por información pública, se conoció el 19 de diciembre del 2012 de la muerte de un ciudadano identificado como Francisco Israel Cruz Vargas, asesinado en Sauces 6 en el norte de Guayaquil, cuyo nombre se asociaría a Francis.

Por la muerte de Gabela, el fiscal que investigó el caso, René Astudillo, habría revelado en el 2018 que Francisco Israel Cruz Vargas y/o Derly David Salazar Vargas, alias Francis, según datos recogidos en el sistema de la Función Judicial (Satje), se encontraba a órdenes de un Juzgado de Garantías Penales por el delito de robo, pero un juez lo llamó a juicio por robo simple y le sustituyó la prisión preventiva y obtuvo su libertad.

Francisco Israel Cruz Vargas, según la pericia, tenía como padres a Freddy C. y Estela V. La mujer tenía registrados tres hijos en el Registro Civil, pero no aparecen registrados ni Francisco Israel Cruz Vargas ni Derly David Salazar Vargas.

También aparecería una persona identificada como Derly David Vargas Salazar con un número de identidad diferente al de Francisco Cruz Vargas. Este último sería hijo de Cristóbal S. y Estela V., nacido en abril de 1989 y registrado en el 2007.

La pericia en la revisión del Libro de Defunciones consta Francisco Israel Cruz Vargas como fallecido en la parroquia Tarqui de Guayaquil. Esto pese a que, en una primera denuncia, constaba su deceso en la parroquia Carbo y quien firmaba el acta de defunción era Estela V.

En el cotejamiento de huellas dactilares se observó que Derly David Vargas Salazar y Francisco Israel Cruz Vargas tendrían las mismas impresiones dactilares y que pertenecen a la misma persona: Derly Vargas y Francisco Cruz.

Al contrastar estos datos con los del sistema del Consejo Nacional Electoral (CNE) en una ficha simplificada de la Fiscalía, llamó la atención del perito Meza que Derly Vargas Salazar habría votado en los comicios nacionales del 2021, por lo que se encontraría vivo.

Investigación fiscal y resultados del polígrafo

La existencia de alias Francis y su vinculación en el crimen de Gabela se habría reportado en un documento en la investigación que llevó a cabo el fiscal René Astudillo, recoge la pericia.

QUITO. El excomandante de la FAE, Jorge Gabela, fue asesinado en diciembre del 2010.

En un oficio del 18 de febrero del 2011, el mencionado fiscal había pedido a la Policía Judicial que «los detenidos Derly David Salazar Vargas y Richard Párraga Anchundia no sean trasladados hasta el Centro de Rehabilitación Social de Varones de Guayaquil por cuanto esta Fiscalía está realizando investigaciones relacionadas con el asesinato del general Jorge Gabela y el suscrito fiscal, conjuntamente con el agente investigador requieren receptarles sus versiones libres y voluntarias».

Sin embargo, en la revisión de la instrucción fiscal no se encontró la versión libre y voluntaria ni de Derly Salazar Vargas ni de Richard P. Y tampoco habría un documento que explique por qué estas dos personas tenían una vinculación con el crimen de Gabela.

En junio del 2018, el fiscal Astudillo había afirmado, recaba la pericia, que «no es cierto que el ciudadano Derly David Salazar Vargas alias Francis, cuyo verdadero nombre fue Francisco Israel Cruz Vargas, haya estado detenido o vinculado en el caso de la muerte del general Gabela (jamás ni la policía mediante parte informativo o de detención puso a conocimiento de la Fiscalía al referido ciudadano, ninguno de los procesados lo nombra)».

‘No tuve nada que ver con la compra de los helicópteros Dhruv’, aseguró uno de los generales señalados como presunto autor intelectual del crimen de Jorge Gabela

Estas versiones llamaron la atención del perito Meza.

Entre el 3 y 4 de junio del 2013, Meza, con la anuencia del Comité Interinstitucional realizó pruebas de polígrafo a Sianca, el Cojo, Volante, Richard P. y Chicho y se los trasladó a la Fiscalía General a una cámara de Gesell.

Aunque los resultados de esas pruebas no se han encontrado en los archivos estatales para la reconstrucción de la pericia, se menciona que el Cojo había confirmado su relato sobre cómo se dio el asesinato de Gabela, señalando que quien disparó y lo hirió fue alias Francis.

Ahí también, Richard P. recalcó que Francis era zurdo y que juntos estuvieron detenidos y lo vincularon con el caso Gabela, pero que luego de cuatro días fueron puestos en libertad. Según Richard P. el mismo Francis le habría contado que pagó $ 20.000 al fiscal.

El entonces fiscal, René Astudillo, rechazó esta versión y, en declaraciones públicas, aseguró que la Fiscalía General abrió un expediente investigativo que no le determinó responsabilidades, pues justificó que el dinero que tenía en sus cuentas bancarias provenía de sus sueldos como funcionario judicial y docente y de la venta de un vehículo.

En la actualidad, el crimen de Jorge Gabela se investiga en la Fiscalía General del Estado como un delito de ejecución extrajudicial, vinculado a los derechos humanos. (I)