Una alerta de amotinamiento se generó en el Centro de Privación de la Libertad (CPL) N° 1, ubicado en Turi (Azuay), alrededor de las 14:00 del lunes 25 julio.

El Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Adultas Privadas de la Libertad y a Adolescentes Infractores (SNAI) informó que por este evento se activó el Puesto de Mando Unificado (PMU), para articular estrategias que permitan solventar un posible hecho adverso.

El PMU está integrado por autoridades de la cárcel, Policía Nacional, Fuerzas Armadas y de la Gobernación de Azuay.

Publicidad

Para las 15:45, el SNAI dio a conocer que la alerta de un posible amotinamiento fue descartada y que se mantiene el orden dentro de la cárcel.

Aquello se confirmó luego de que los miembros del PMU constataron la situación y dialogaron con voceros de los pabellones, donde se encuentran los internos.

No se reportaron disturbios o enfrentamientos.

Publicidad

Una inconformidad de los internos con el servicio de comida generó la alerta del posible amotinamiento. Extraoficialmente se conoció que los internos reclamaron por los utensilios en los que les sirven la comida.

El comandante zonal 6 de la Policía, Renato Cevallos, aseguró todo fue un “incidente menor” que no llegó a mayores a pesar de que la protesta fue de los reos de todos los pabellones, tanto de mínima, mediana y máxima seguridad. El jefe policial se retiró del lugar, pero la seguridad interna y externa se mantuvo con la presencia de militares, policías y agentes de seguridad penitenciaria.

Publicidad

La alarma en el CPL de Turi se produjo una semana después de la violenta reyerta entre grupos delincuenciales en la cárcel de Bellavista, en Santo Domingo de los Tsáchilas, ocurrida el pasado 18 de julio, que dejó 12 reos fallecidos. (I)