Con La donna É mobile, Andrea Bocelli inició su presentación en el Festival de Viña del Mar 2024, la segunda noche del encuentro, este lunes 26 de febrero.

Él es Matteo Bocelli, el hijo del tenor italiano que lo acompañó en Viña del Mar 2024

Luciendo un traje de chaqueta azul eléctrico y solapas negras, el virtuoso tenor italiano salió al escenario de la Quinta Vergara antes de las 20:00 y acompañado de la Orquesta Metropolitana de Santiago. La majestuosa voz del artista de 65 años ofreció una refrescante pausa a la algarabía del resto de la cartelera del evento, compuesta por figuras de música urbana, rock y cumbia. Lo hizo interpretando temas en italiano, español e inglés.

Bocelli, de 65 años, ofreció un espectáculo en compañía de otros artistas consagrados, como la soprano puertorriqueña Larisa Martínez, quien se presenta regularmente con él y que esta noche se robó el show con sus números solistas. El músico también llamó al centro a la violinista estadounidense Caroline Campbell para un solo y a la cantante estadounidense Pia Toscano, quien interpretó la balada All by myself.

Publicidad

A la mitad de la función, el cantante que padece de ceguera total cambió su chaqueta por una con texturas en color rojo. Aunque el ‘monstruo’ de Viña demostró respeto manteniéndose en silencio, sin emitir silbidos o gritos como ocurre generalmente en esta cita, el público se dejó contagiar por la emoción cuando Bocelli cantó la inconfundible melodía napolitana Funiculì, funiculà.

Cada canción del artista se recibe con aplausos, Granada, En Aranjuez con tu amor, hasta por composiciones contemporáneas, como el conocido bolero Bésame mucho, para el cual se vistió del clásico negro.

En redes sociales, en cambio, la reacción de los televidentes fue más emotiva, con usuarios que se sintieron con “los pelos de punta” por la entrega del italiano, especialmente cuando cantó el himno Vivo per lei. Esa misma emoción regresó cuando volvió a tomar de la mano a la soprano Larisa Martínez para interpretar Con te partiró.

Publicidad

Antes de su presentación, la organización del evento compartió que sería una jornada especial para Andrea Bocelli, pues tienen previsto entregarle una gaviota con braille, además de aquellas de plata y oro que el público decidió otorgarle con sus aplausos.


Publicidad