Cuando el director italiano Gianluca Barbadori se encontró con un libro que en su contraportada rezaba “en el nombre del padre inaugura la señal de la cruz, en el nombre de la madre se inaugura la vida”, supo que su contenido tenía algo revelador que contar; luego de dar una ojeada a unas cuantas páginas de su interior decidió comprarlo y llevarlo a casa para dedicarle el tiempo que merecía. “Me lo leo casi sin quitar el aliento, ni la mirada al texto”, afirma Barbadori sobre el libro de Erri De Luca titulado En el nombre de la madre. Tiempo después lo adapta al teatro y bajo el mismo nombre la presenta en Colombia en el 2019 y en Italia en el 2021. Ahora llega a Ecuador para ser estrenada en el Teatro Sánchez Aguilar, con la actuación estelar de Montse Serra.

Regresan los ‘Miércoles de Cervantes’ en el Teatro Sánchez Aguilar, al aire libre

“Para mí esta obra es un regalo, haberla encontrado, hacerla y sobre todo poderla compartir”, expresa el director en una entrevista con este Diario.

Gianluca Barbadori, director italiano. Foto: Cortesía del Teatro Sánchez Aguilar

La obra habla de María (Miriam), una mujer que a su corta edad aceptó con serenidad y tranquilidad ser la madre de Jesús para convertirse en obrera de la divinidad. “Erri De Luca es un autodidacta de la cultura judía antigua, entonces él decidió meterse dentro de las escrituras judías y aprendió el idioma antiguo. Y empezó a interesarse en las figuras de la tradición judía”, indica Barbadori.

“Se dio cuenta de que la figura de María era la de una mujer considerada como una poco de bien, porque dio a luz y quedó embarazada fuera del matrimonio, y no por su novio, sino que quedó embarazada de una manera muy particular... según las leyes judías de la época, ella era una adúltera...”, añade.

Publicidad

La historia es narrada por una María adulta que ya ha perdido a su hijo y que en la actualidad cuenta lo que ocurrió para únicamente dar un mensaje de amor. “Es una mujer de 50 que cuenta cómo una mujer de 15 se enfrentó a toda una sociedad, porque tenía la convicción absoluta de que eso es lo que debía hacer”, indica Montse Serra, la actriz que interpreta a María en el monólogo.

La actriz dice que se trata de una mujer que siguió adelante son su embarazo y la transformación que tiene a partir de este. “Ella adquiere como una certeza, como un centro, como un peso muy fuerte que la hace seguir adelante con confianza”, refiere Serra, quien, además, menciona que la obra profundiza un punto poco tratado de este personaje histórico.

“La conocemos como la madre de Jesús, pero no como la mujer que parió sola y que tenía al lado un hombre extraordinario al igual que ella que era José (Iosef)”, dice.

Montse Serra interpreta a María en la obra 'En el nombre de la madre'.

De esta forma, el director sostiene que se trata de un texto femenino escrito por un hombre agnóstico y en primera persona. “Esta es una obra femenina, más que feminista. Es una obra que resalta la fuerza, la resiliencia, la plenitud, la sensibilidad, la grandeza de la feminidad, la fuerza del amor materno y la facilidad con la que una mujer puede amar y entender”, dice el director.

“Es una obra transformadora, para los que asisten a la obra, se genera una dimensión de amor y de conmoción muy potente”, añade.

Por su lado, Serra considera al texto de la obra como maravilloso. “Erri de Luca es agnóstico y sin embargo escribe un texto con muchas connotaciones religiosas, pero lo aborda desde un lado humano”, menciona Serra.

Publicidad

“Ella no está vista desde la espiritualidad o desde una circunstancia ajena a mí, ella está enfocada, tanto desde la dirección, como desde la misma dramaturgia, desde lo humano. A pesar de que trata un tema religioso, no es necesariamente religiosa esta obra. Entonces la pueden ir a ver personas que profesan la religión católica, pero también la pueden ir a ver personas que no necesariamente deban ser católicas o cristianos porque va más allá de eso”, añade.

Una obra que no se actúa

Gianluca Barbadori, director italiano. Foto: Cortesía del Teatro Sánchez Aguilar

Uno de los aspectos que resalta Barbadori de la puesta en escena es el hecho de trabajar con actrices adultas, lo que permite un mejor trabajo de interiorización. “Esta es una obra que se comparte, no se actúa. Es una obra íntima por más que se pueda hacer en un espacio grande. Es una obra que está atada a un hilo muy sutil, como suspendida. Es una cosa muy curiosa”, explica.

Además que su misión es que sea interpretada por actrices originarias de los países donde se la monte, como lo ha hecho hasta ahora en Colombia e Italia, donde cada una tiene incluso un vestuario distinto. “Esta obra también toca el aspecto cultural, personal de la actriz... es la relación con el amor, con la fe, con ciertas referencias religiosas, con la sociedad en la que se vive, es la relación con los conocimientos que cada una tiene a nivel de formación”, explica.

Barbadori comenta que en la actualidad su equipo está en contacto con otros países donde se podría presentar la obra.

En el nombre de la madre se estrena el jueves 9 de septiembre, a las 20:00, en la Tercera Sala del Teatro Sánchez Aguilar. El costo de la entrada es de $ 25 y se puede adquirir en www.teatrosanchezaguilar.org, en su aplicación o en el teatro. Estará en cartelera los jueves, viernes y sábados de septiembre, en el mismo horario. (I)