Desde que somos pequeños nos dicen que tragarse un chicle es de las cosas más peligrosas. ¿Es eso cierto? ¿Qué es lo que ocasiona el chicle? El Instituto de Anatomía Humana ha despejado esa incógnita con un video donde Jonathan Bennion revela la verdad de la leyenda urbana e incluso cuánto llega a estirarse un chicle dentro de nuestro cuerpo.

Como se explica en el video, el chicle no se atasca en el estómago. Sin embargo, es to no se debe al ácido que segrega el mismo, aunque este sea capaz de descomponer alimentos. No obstante, la goma de mascar es impermeable a todos ellos.

La realidad es que el chicle es capaz de salir de esta cavidad ya que el estómago es capaz de mantener en movimiento el proceso de la digestión. El chicle sobrevivirá al viaje a través de los intestinos delgado y grueso.

Como otros alimentos, el chicle no es digerible, y el organismo no es capaz de procesarlo. Sin embargo, en algún punto del trayecto por el cuerpo, el chicle se abrirá camino a través de todo el tubo digestivo hasta finalmente terminar como parte de la materia fecal en un espacio de alrededor de dos o tres días.

Con todos estos datos se desmiente la creencia de que los chicles permanecen en el organosmo por años, ya que realmente, no trae mayores consecuencias. Sin embargo, demasiado chicle en el intestino a la vez podría generar un problemas graves.(I)