Portoviejo

El trabajo de alrededor de cinco años de investigación dentro del área de los cerros Hojas y Jaboncillos, al igual que sus zonas de influencias, ya dio resultados. Con el apoyo de la tecnología lidar (acrónimo en inglés de Light Detection and Ranging) se logró identificar unas 25.000 estructuras prehispánicas construidas en estos sectores ubicados entre los cantones Portoviejo, Montecristi y Jaramijó, en la provincia de Manabí.

El arqueólogo Juan José Ortiz confirmó la cifra luego del análisis sustentado científicamente con el apoyo del sistema lidar, que generó un mapa completo de todo el complejo de ambos cerros y que fue sometido a investigaciones rigurosas, utilizando protocolos matemáticos para detectar donde existen las terrazas. Luego de la verificación, el estudio realizado por el Instituto Nacional de Patrimonio Cultural, adscrito al Ministerio de Cultura, con participación de la Universidad Técnica de Manabí (UTM) obtuvo como resultado el registro de las 25.000 estructuras.

Muestra de la detección de terrazas con sistema lidar. Foto: Cortesía de Chris Blair y Juan José Ortiz

“Terrazas aparentemente de cultivo y también algunas terrazas para plataformas de viviendas, el tema es que son 25.000 estructuras hechas por el hombre en el tiempo prehispánico, lo que indica que Jaboncillo era un centro urbano, un centro de producción agrícola sin duda alguna. Esta es la primera vez que se tiene un análisis concreto de un numérico y hemos utilizado inteligencia artificial y hemos podido contar todas y cada una”, declaró el arqueólogo puertorriqueño.

Publicidad

De acuerdo al portal Nobbot, lidar es un sistema láser que permite medir la distancia entre el punto de emisión hasta un objeto o superficie. Como resultado se puede obtener un mapa en 3D en alta resolución para conocer el terreno en análisis.

Pese a que en Ecuador y otras naciones de la región hay grandes espacios de terrazas, Ortiz considera que ninguno se compara a lo existente en territorio manabita, donde hay concentración de miles.

Muestra de un sector donde se observan los canales de drenajes desviados para que eviten las terrazas. Foto: Cortesía de Chris Blair y Juan José Ortiz

El análisis con equipos lidar se inició en el 2016 y hasta hay un informe realizado por varios profesionales de arqueología, como del ecuatoriano Juan Jijón.

En ese documento emitido en 2018 se señala que fueron registradas alrededores de 150 áreas de anomalías o geoformas, en unas 14.300 hectáreas localizadas entre los cantones Jaramijó, Montecristi y Portoviejo; estas estructuras están construidas entre los 250 y 350 metros sobre el nivel del mar.

En esa verificación de campo se hallaron estructuras, pozo, muros, tumbas y durante la exploración se identificaron objetos arqueológicos vinculados a ruinas detectadas como restos de cerámicas prehispánica, de instrumentos líticos, de concha y moluscos trabajados, fáunicos en contexto arqueológico, humanos y bahareque.

Según Ortiz, en este análisis que arrojó esta cifra de 25.000 terrazas no se incluyeron zonas con sospechas de construcciones modernas ni las áreas que son explotadas como minas o canteras. (I)