NOTICIAS

Publicidad

Educación Básica e Inicial, Derecho, Enfermería, Medicina, las carreras más demandadas para universidades, según subsecretaria de Senescyt

En cuanto a institutos las carreras más demandadas fueron Mecánica y Tecnología Superior en Mecánica Automotriz, Tecnología Superior en Desarrollo.

María Cristina Aguirre, es subsecretaria de Acceso a la Educación Superior de la Senescyt. Se refirió al proceso de acceso a universidades e institutos. Alfredo Cárdenas/ EL UNIVERSO. Foto: Alfredo Cárdenas

Publicidad

Dos periodos de admisión para ingresar a la educación superior se dan anualmente en Ecuador.

El proceso de ingreso pasa por etapas de inscripción, evaluación, postulación, asignación y aceptación del cupo por parte del bachiller.

El primer periodo académico Costa ya concluyó, y los aspirantes a universidades e institutos respondieron además un test de orientación vocacional, cuyo objetivo es la identificación de cuáles son las preferencias profesionales que tienen.

Publicidad

Además, culminó la etapa de inscripción para el segundo periodo 2022 Sierra. Aún se define la fecha para el test Transformar del segundo periodo y luego se establecerán los siguientes pasos.

Acerca de cuáles fueron los resultados académicos del primer periodo académico y del test de orientación vocacional, María Cristina Aguirre, subsecretaria de Acceso a la Educación Superior de la Secretaría de Educación Superior (Senescyt), dependencia responsable del proceso de admisión a las universidades, en una entrevista con este Diario, lo explicó.

Más oferta académica y mayores cupos de acceso se conseguirían con nuevo reglamento para educación superior, según autoridades

¿Cuáles fueron los resultados del primer periodo 2022?

Publicidad

Para el primer periodo 2022 hay que identificar varias etapas respecto de la participación de las personas. 327.000 programados para rendir el test Transformar, de los cuales 280.700 fueron quienes efectivamente rindieron el test.

Esa cifra depende básicamente de la voluntad de los ciudadanos de rendir el test, ya sea en sede o ya sea vía online. Damos la opción a que las personas cuando se inscriban elijan si la van a rendir online o presencialmente en una sede en caso de no contar con internet o con un computador.

Publicidad

Entonces 327.000 personas estaban programadas, pero finalmente se acercaron a rendir la evaluación o abrieron su computadora y lo rindieron desde su hogar 280.000 personas y de este total de personas fueron 235.000 las que postularon.

Nuevamente de etapa a etapa este número de personas se reduce en función justamente de la elección de los chicos de postular o no.

¿De los 235.000 que postularon por un cupo cuántos aceptaron?

De las 235.000 personas fueron alrededor de 100.000 las que accedieron a un cupo; en ese sentido, es importante tener en cuenta que tuvimos 122.000 cupos ofertados.

Publicidad

De esos 122.000, 18.000 cupos sobraron, ¿por qué sobran? Porque son opciones por las que no optaron los postulantes al momento de elegir y nosotros como Estado, obviamente no podemos obligarlos a elegir algo o a estudiar algo que no han postulado.

Ahí hay un sobrante importante del periodo anterior que se produce principalmente a carreras técnicas y tecnológicas, así como oferta de instituciones particulares en las que cubren parte de la colegiatura y les dan oportunidad a los chicos de acceder.

¿Cuáles fueron las carreras más demandadas?

Las carreras más demandadas en este periodo que pasó fueron en cuanto a universidades Educación Inicial, Derecho, Enfermería, Educación Básica, Medicina.

En cuanto a institutos las carreras más demandadas fueron Mecánica y Tecnología Superior en Mecánica Automotriz, Tecnología Superior en Desarrollo, Tecnología Superior en Contabilidad, Tecnología Superior en Electricidad y Tecnología Superior en Mecánica Industrial.

Y las menos demandadas en universidades fueron Hidrología, Ingeniería Agroforestal, y en institutos fueron Automatización e Instrumentación, Composición con nivel equivalente a Tecnología Superior y Danza con nivel equivalente a Tecnología Superior.

Es preciso mencionar que desde Senescyt hacemos un trabajo enfocado en la promoción de carreras a lo largo del año. Hemos trabajado con los institutos, hemos realizado casas abiertas, conversatorios, eventos con el sector público y privado.

Son carreras importantes, que están relacionadas con sectores productivos actualmente de nuestro país, pero sí es todavía una tendencia hacia la postulación por las carreras que podemos llamar tradicionales versus algunas opciones que pueden ser muy buenas por varios motivos. Primero porque hay pocas personas especializadas en estos campos, luego inserción laboral.

Prepostulación a universidades y asignaturas previas para determinadas carreras, entre los cambios para el bachillerato, según el Gobierno

¿Por qué consideran ustedes que hay tendencia por estas carreras tradicionales?

Hay muchas aristas. Creo que tiene que ver con tradición, de presión familiar, o carreras que se relacionan con estereotipos de éxito. Cuando era más joven, carreras como TIC (Tecnologías de la Información) que ahora son más tradicionales en su momento era (sonido de asombro) ¡vas a estudiar TIC o Marketing!

Son carreras que pueden ser diferentes. De lo que hemos conversado con los jóvenes son la influencia familiar, con la aspiración salarial o de éxito que se relacionan con algunas carreras que no necesariamente es eso.

Si hay esa idea de éxito vinculada con ser médico y llegar con el mandil.

Nuestro propósito al implementar el test de orientación vocacional ha sido dar esa herramienta para que pueda tener visibilidad de aquello para lo que es bueno, contrastado con aquello que le gusta.

Hicimos una comparación respecto de las elecciones de los ciudadanos con los resultados de su test de orientación vocacional, que contrastaba las competencias que tenían con los intereses.

Hubo datos que son impactantes: el 27 % de personas que aceptó un cupo en carreras de servicios tenían un 0 % de competencia e interés para ese tipo de carrera.

Y solamente el 54 % de personas que aceptó un cupo en una carrera relacionada con Tecnologías de la Información tenía una afinidad del 90 al 100 %; el resto tenía afinidades menores.

El test de orientación vocacional lo que busca es dar esa herramienta y que esa cifra de casi el 30 % de personas que están estudiando servicios y que no muestran ningún interés en competencia relacionada puedan tener una luz hacia qué sería mejor para ellos.

Traspasar examen de admisión a universidades no incrementará cupos, afirma el Gobierno, sino que simplificará trámites que constan en nuevo reglamento

¿Cómo hacer para que haya más interés en carreras menos demandadas?

Son cosas que se vienen trabajando y que seguimos buscando nosotros las mejores estrategias de llegar a nuestros jóvenes.

Estamos trabajando con el apoyo del Ministerio de Educación, haciendo charlas y acercamientos para poder conversar también con ellos respecto de cuáles son sus aspiraciones. Hemos hecho conversatorios y seguiremos haciéndolos. (I)

Publicidad

Publicidad

Publicidad

¿Tienes alguna sugerencia de tema, comentario o encontraste un error en esta nota?

Publicidad

Publicidad

Publicidad