Menos de un mes le queda a la instrucción fiscal por el delito de asociación ilícita en el que son investigados Sebastián Yunda, hijo mayor del cesado alcalde Jorge Yunda, y siete personas más, acusados por Fiscalía de ser parte de una supuesta estructura que tuvo acceso a información privilegiada y se benefició de dineros por contrataciones que estarían relacionados con el Municipio de Quito.

Yunda fue detenido en Buenos Aires, Argentina, el miércoles último debido a una notificación roja de Interpol (Policía internacional, por sus siglas en inglés) que pesaba en su contra. El hijo mayor del exalcalde de Quito era buscado no solo en Ecuador sino en 194 países del mundo, una vez que el juez penal de Pichincha Máximo Ortega le ordenó prisión preventiva al incumplir la medida de presentación periódica que inicialmente le dispuso dentro de la causa por asociación ilícita.

Tras la detención de Sebastián Yunda en Buenos Aires, abogados en Argentina se encargarían ya del caso; la justicia ecuatoriana trabaja en la extradición

Este procesamiento penal arrancó el 3 de septiembre pasado con la formulación de cargos de seis personas y trece días después se vinculó a la investigación a Sebastián y su tío César Yunda. La instrucción fiscal pasó de tener 90 días a 120 días finales e improrrogables, es decir, deberá cerrarse el 3 de enero de 2022.

Información ubicada en el teléfono celular del líder de la banda musical 4AM dio pie a 19 allanamientos en Quito y Guayaquil en los que se detuvo a Christian Hernández, exasesor de Jorge Yunda; Cinthya Puga, exjefa de despacho del alcalde Yunda; Adrián Haro, exgerente de la empresa pública EMSeguridad; la organizadora de eventos Pamela Novoa, la empresaria Nancy Gaibor y su esposo, el exdirectivo de la Cámara de Comercio Ecuatoriano-China Yinlong Wang.

Publicidad

Esta última etapa de la instrucción fiscal transcurrirá entre diligencias de extracción de información de equipos electrónicos incautados, pedidos de información, pericias, versiones y el inicio del proceso para lograr la extradición de Yunda desde Argentina.

El presidente de la Corte Nacional de Justicia (CNJ), Iván Saquicela, fue notificado formalmente de la detención en Buenos Aires de Sebastián Yunda y la misma mañana del jueves último dio los primeros pasos para traer al ecuatoriano desde Argentina. El objetivo de la extradición es obtener la entrega de la persona requerida a fin de que pueda ser juzgada o cumpla la pena impuesta en su contra.

En esa medida se creó ya el respectivo expediente de extradición con el oficio que confirma la detención por parte de la Interpol y la puesta de Yunda a órdenes del Juzgado Nacional de lo Criminal Correccional Federal número 10 de Buenos Aires, a cargo de Daniel Ercolini. “Nuestra similar solicita se inicie el pedido formal de detención con miras a la extradición por la vía diplomática”, señala el oficio.

Celulares de Jorge Yunda y Sebastián Yunda serán periciados dentro del proceso por asociación ilícita

Esa información fue notificada por el presidente de la Corte Nacional al juez de la causa por asociación ilícita, Máximo Ortega, para que, “de considerarlo procedente”, solicite el inicio del trámite de extradición, acorde con lo establecido en la Ley de la materia y en la Convención sobre Extradición, celebrada en Montevideo (Uruguay) el 26 de diciembre de 1993 y suscrita, entre otros, por Ecuador y Argentina.

Saquicela, quien será el encargado de llevar adelante el proceso de extradición activa al ser el presidente de la CNJ, le recordó al juez Ortega que en el caso de solicitar la extradición deberá enviar a la Corte Nacional documentación certificada de la causa penal de forma física y digital.

Según la Ley de Extradición, una vez que Saquicela haya asumido la competencia, antes de declarar procedente la solicitud de extradición que realice el juez de la causa, se deberá comprobar que se cumplan los requisitos exigidos por la ley y por los tratados internacionales. En caso de que falte algún documento se lo solicitará al juez de la causa, a la Fiscalía General del Estado o al ente público correspondiente.

De haberse recopilado la documentación necesaria, se dictaminará procedente la solicitud de extradición y se dictará la solicitud formal de extradición a las autoridades del Estado requerido, en este caso Argentina, adjuntando documentos necesarios como la sentencia condenatoria o el auto de prisión preventiva; la especificación de los hechos, lugar, fecha, naturaleza y circunstancias del delito acusado; datos de identidad, residencia, entre otros, del requerido, con base en los tratados de extradición vigentes; y los elementos de convicción.

Quito. 02/12/2021. Agentes de la Policía Federal de Argentina detuvieron a Sebastián Yunda debido a una notificación roja solicitada a Interpol por parte de la justicia de Ecuador, dentro de un proceso penal por el delito de asociación ilícita. Cortesía/El Universo. Foto: El Universo

El presidente Saquicela reconoció que el trámite de la extradición no puede darse en pocos días, debido a que hay un proceso de por medio que hay que cumplir. Confirmó que para este caso, como para muchos otros, se debe justificar documentadamente que existe un proceso penal, cuál es el tipo penal por el que se está procesando a la persona requerida y la motivación y justificación de la orden de prisión preventiva.

Hasta el momento no se conoce si el juez Máximo Ortega ya solicitó formalmente que se inicie el proceso de extradición de Sebastián Yunda al presidente de la Corte Nacional. En todo procedimiento en el que exista orden de prisión preventiva o sentencia en contra de una persona que se encuentre prófuga, así como notificación roja en su contra, el juez competente de la causa debe solicitar la extradición a la presidencia de la CNJ. (I)