NOTICIAS

Publicidad

La orfebrería se mantiene con talleres demostrativos en el centro de Quito

La orfebrería es una ramificación de muchas técnicas, diferentes materiales, según el Municipio de Quito.

Germán Campos Alarcón, artesano orfebre, trabaja en su taller en la calle La Ronda, en el centro histórico de Quito. Alfredo Cárdenas/ EL UNIVERSO. Foto: El Universo

Publicidad

Actualizado el 

La réplica de una imagen, el sol, en material de bronce, de la cultura Tolita, era en lo que trabajaba Germán Campos, un orfebre que nació en Quito pero que desciende de familiares de la Sierra Centro de Ecuador.

Contó que la figura original, que es de oro, está en el Museo Nacional de la Casa de la Cultura Ecuatoriana (CEE), en el norte de la capital.

Usaba la técnica de repujado, que consiste en hacer un hundimiento por el revés.

Publicidad

Entre los materiales que utiliza están cinceles, martillos y un tablero de brea.

Destacó que el mismo artesano crea sus propias herramientas de diferentes tamaños y formas. En su caso, ha utilizado varillas de acero, por ejemplo, y las muestra mientras hace una pausa en su trabajo, que es tan detallado como preciso.

Agenda completa de actividades por las Fiestas de fundación de Quito 2023

Sus creaciones son bajo pedido, pero también en su taller las expone y las vende. El lugar funciona en la calle La Ronda, en el centro histórico de Quito, en un pequeño local. Por doquier hay figuras, de diferentes tamaños y colores.

Publicidad

Prefiere no decir su edad y ríe, aunque recalcó que en ese oficio ya lleva alrededor de 40 años.

Su actividad laboral es de tradición. Su abuelo Fernando Campos Rodríguez, quien ya falleció, nació en la parroquia Capi del cantón Riobamba, provincia del Chimborazo.

Publicidad

Formaba parte de la banda de pueblo, en la localidad de San Andrés, que está a unos quince minutos al norte de Riobamba, pero también sabía del oficio de joyero.

Su padre y sus tíos aprendieron ese trabajo. El hijo mayor aprendió la joyería, que la enseñó a sus hermanos, entre ellos a su padre, Segundo Fernando.

Emigraron a Quito e instalaron un taller en diagonal al desaparecido cine Cumandá, en la avenida Maldonado, en el sur de la ciudad. Luego se independizaron.

“La orfebrería es una ramificación de muchas técnicas, diferentes materiales, el oro, la plata, el cobre, el bronce, con baño de plata, con baño de oro”, explicó.

Publicidad

Es experto en repujado de la platería religiosa, ornamental y precolombina.

En las paredes del taller se exhiben los trabajos con sus respectivos precios.

El arma blanca es la más utilizada en muertes intencionales en Quito, pero uso de arma de fuego aumenta

En 1994 fue becario por el Centro Interamericano de Artes Populares (Cidap), en el curso de formación de joyería.

Actualmente forma parte de los talleres demostrativos de la Escuela Quiteña de Quito, que está ubicado en la calle La Ronda, un sitio tradicional al cual llegan decenas de turistas nacionales y extranjeros.

La orfebrería es un oficio que crea piezas artísticas en oro, plata, bronce y cobre especializado en la técnica del repujado en estilo arqueológico, colonial y contemporáneo, indicó el Municipio de Quito sobre esa labor.

Los hijos de Campos, David y Darwin, tienen conocimiento del oficio, pues sus creaciones también así se lo demuestran.

Campos seguía trabajando en el sol, sometiéndolo a fuego y a seguir repujando la nariz. Esperaba terminarlo en los próximos días.

Contó que un trabajo similar está en la Embajada de Ecuador en Washington (Estados Unidos), por un pedido de la empresa privada. Fue hecho en pan de oro. (I)

Publicidad

Publicidad

Publicidad

¿Tienes alguna sugerencia de tema, comentario o encontraste un error en esta nota?

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad