NOTICIAS

Publicidad

Olindo Nastacuaz, de ser un candidato ‘no electo’ a ser un elemento decisivo en el Consejo de Participación Ciudadana

Fue posesionado como vocal suplente en medio de un conflicto interno, en el que la minoría de los consejeros busca retomar el liderazgo del organismo.

Olindo Nastacuaz, fue posesionado como vocal suplente en una sesión de la Asamblea Nacional del 28 de noviembre del 2022. Foto: Cortesía de la Asamblea Nacional Foto: El Universo

Publicidad

De 46 años, oriundo de Tululbi, una parroquia del cantón San Lorenzo de Esmeraldas, es Olindo Nastacuaz Pascal, quien asumió la vocalía suplente del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (CPCCS) convirtiéndose en un posible elemento decisivo en medio de la pugna política que enfrenta la institución.

En una plenaria virtual de la Asamblea Nacional, la noche del 27 de noviembre, el presidente Virgilio Saquicela tomó juramento a Olindo Nastacuaz para que asuma funciones, y lo hará, si llega a ser principalizado ante una posible ausencia temporal o definitiva del consejero Francisco Bravo.

Nastacuaz alcanzó el último lugar de la lista de pueblos y nacionalidades en las elecciones seccionales del 2019 y según los resultados numéricos del Consejo Nacional Electoral (CNE) aparece como “no electo”, pues alcanzó 1′ 013.031 votos, correspondiente al 16.8%.

Publicidad

Olindo Nastacuaz fue posesionado como miembro del Consejo de Participación Ciudadana

Tres años después de su participación en ese proceso electoral, asciende a suplente en un crítico momento que atraviesa el CPCCS, porque cuatro de sus siete vocales fueron censurados y destituidos por un juicio político consumado en la Asamblea Nacional, pero a la vez reintegrados por la vigencia de una medida cautelar emitida por un juez de La Concordia, que suspendió los efectos de la interpelación.

Nastacuaz es bachiller en Ciencias Especializadas y profesor de educación primaria desde 1999, títulos con lo que se desempeñó como profesor en la escuela Moisés Canticuz.

Luego, fue subdirector de la Red Escolar Autónoma Rural Awá y de ahí se vinculó a la política con el entonces movimiento Alianza PAIS (AP) que lideraba el expresidente Rafael Correa, que cobijó su candidatura a la vocalía de la junta parroquial Tululbi de San Lorenzo en los comicios seccionales del 2014.

Publicidad

No permaneció mucho tiempo en esa vocalía, hasta que en noviembre del 2015 empezó su carrera como servidor público en el Consejo de Participación Ciudadana en el área de promoción de la participación, debido a su cercanía al movimiento correísta y al exvicepresidente del Consejo, Edwin Jarrín, un activo dirigente y militante de lo que hoy es el movimiento Revolución Ciudadana (RC), que agrupa a los afines de Correa, aunque se encuentra en México, junto a otros coidearios, después del paro de octubre del 2019.

Él es de nacionalidad Awá y fue dirigente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas de la Costa (Conaice) y anheló ser el presidente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie), sin éxito.

Publicidad

Con esas credenciales, se postuló como candidato al Consejo de Participación Ciudadana en el primero proceso electoral por voto popular para elegir a estas autoridades, que se realizó en el 2019.

Nastacuaz es suplente del suplente del suplente, ya que antes de él quien debía asumir era Jaime Chugchilán, que renunció a su principalización porque reside en el exterior desde hace poco más de un año, envuelto en un proceso de fraude masivo, que a su criterio es una “persecución política”.

Antes de Chugchilán está Francisco Bravo, actual vocal principal, que era suplente de Rosa Chalá, quien ganó las elecciones en el 2019, pero fue censurada y destituida por un juicio político que se desarrolló en la Asamblea Nacional en agosto de ese año.

Tras la censura y destitución de Hernán Ulloa, María Fernanda Rivadeneira, Francisco Bravo e Ibeth Estupiñán, la Legislatura intentó reamar la correlación de fuerzas principalizando a los suplentes, pero la medida cautelar lo frustró. Carlos Figueroa no asistió al llamado del pasado jueves y Chugchilán comunicó su renuncia.

Publicidad

Mónica Moreira y Karina Ponce, se posesionaron en junio del 2019, por lo que no requieren una nueva posesión, pero no asistieron al CPCCS.

Este domingo, en un segundo intento de los asambleístas, Nastacuaz respondió a su llamado y se posesionó, con lo que puede en cualquier momento principalizarse si llega a faltar Francisco Bravo.

Con su cercanía al correísmo, Nastacuaz podría unirse a quienes integran en la coyuntura actual la minoría: Sofía Almeida, David Rosero y Javier Dávalos y apoyar la configuración de una mayoría que les permita autoconvocarse a una sesión y empezar a tomar decisiones. Una de ellas, elegir nuevo presidente y vicepresidente.

El Ejecutivo o la Asamblea resolverían cómo se elegirá a las autoridades de cuatro organismos del Estado, que no integran la propuesta de enmienda constitucional

Para Hernán Ulloa, presidente del Consejo, la posesión de Nastacuaz es “un acto irrelevante”, porque el pleno de siete consejeros está completo.

“El Consejo de Participación Ciudadana tiene su presidente, que no va a permitir que el presidente de la Asamblea pase por encima mi cabeza, irrespetando la autonomía del Consejo. Le exhorto (a Virgilio Saquicela) que pare estas pugnas y que la decisión judicial se pronuncie de forma definitiva”, expresó Ulloa en declaraciones de prensa este 28 de noviembre.

Explicó que Nastacuaz no podría ejercer como titular porque el cuerpo se encuentra posesionado y completo y los que están defienden “la estabilidad e independencia del Consejo”.

“Si el Consejo no tuviera la facultad para designar las autoridades, no tuviéramos los problemas que tenemos”, subrayó Ulloa, en referencia a los concursos públicos para elegir a los titulares de la Contraloría General del Estado, de la Defensoría Pública y de lo vocales del Consejo Nacional Electoral, que están en curso. (I)

Redacción
Redacción

Publicidad

Publicidad

Publicidad

¿Tienes alguna sugerencia de tema, comentario o encontraste un error en esta nota?

Publicidad

Publicidad

Lo último

Equipo sin suplentes

Es una cadena de impericias que exige un cambio integral del equipo político. Pero será muy difícil que ello ocurra.

Publicidad