Santiago Guarderas ingresó al Tribunal Contencioso Electoral (TCE), el jueves 5 de agosto de 2021, una denuncia por presunta infracción electoral. Con esto, Guarderas pretende que el organismo electoral haga respetar su decisión sobre la absolución de consulta del proceso de remoción en contra de Jorge Yunda que confirmó que no existió ninguna violación de forma en lo actuado por el Concejo Metropolitano.

Esta decisión del TCE concuerda con la subrogación de Santiago Guarderas, del pasado 19 de julio, en la Alcaldía de Quito. Sin embargo, existe un fallo de la Corte Provincial de Pichincha que concede en última instancia una acción de protección a favor de Yunda y deja sin efecto el proceso de su remoción.

Este enredo jurídico ha llevado a que los concejales y las autoridades reconozcan a “dos alcaldes” en la ciudad y con ello, el aumento de la crisis institucional del Municipio de Quito.

Según el edil Fernando Morales, de Concertación (opositor a Jorge Yunda), el TCE debe ejecutar su respuesta con peso de sentencia. Para esto, denunció por lo mismo, supuesta infracción electoral de Jorge Yunda al no acatar la respuesta de este organismo.

Por su parte, Jorge Yunda advirtió al TCE con revelar las razones para buscar su destitución y dijo que le “dejen trabajar”.


Mientras tanto, el Municipio de Quito continúa con una crisis institucional que no encuentra solución a corto plazo, varios constitucionalistas ven una salida a este enredo jurídico en la Corte Constitucional aunque no tendría fecha exacta para emitir su pronunciamiento, otros creen que el TCE como institución debe actuar sobre su decisión, a esto apela Santiago Guarderas, quien dejó el despacho de alcalde el pasado 30 de julio. (I)