Probablemente el término sea desconocido o poco familiar para muchos lectores, el hecho es que lo que hoy se conoce como marketing de afiliados o affiliate marketing nació a inicios de los noventa, pero fue perfeccionado por Jeff Bezos, fundador de Amazon.

Acorde con los resultados financieros de este titán tecnológico y comercial, la piedra angular de su éxito se debió al plan de marketing que se implementó, y que tenía claro dos cosas: la primera es que internet es de mucha mucha gente comprando poco, y no viceversa, y, por otro lado, que mientras más se comparte, más se vende.

En los noventa, internet daba sus primeros pasos y en verdad tenía muy pocos aficionados que apostaban en serio.

Dentro de todo ese ambiente convulso y brumoso, Bezos tenía una visión definida: los productos que inició vendiendo por internet (libros) serían únicamente el pretexto para crear audiencias que se fidelizarían a través de comisiones, lo que llevaría a comercializar cualquier cosa.

Publicidad

Entonces, la clave del éxito se circunscribiría a ofertas relevantes sustentadas en un plan de compensación potente.

Me explico mejor: Amazon dedujo que en la medida que gratificara más y mejor a su audiencia, por medio de comisiones atractivas que se pagarían únicamente cuando las ventas sean realizadas, dispondrán de fidelidad a la marca y promoción gratuita de los afiliados respectivos que impulsarían la oferta más rentable.

En otras palabras, marketing de afiliados consiste en pagar comisiones por ventas realizadas a emprendedores independientes que se registran en la empresa oferente y toman lo que consideran la oferta más relevante para promoverla en sus sitios web o por medio de publicidad pagada, esto hará que cada vez que se cierra una venta online, esta redituará al afiliado 10 %, 25 % o hasta 80 % de la transacción.

Las comisiones más altas están en la industria de infoproductos (seminarios virtuales, ebooks, audios, etcétera) y suscripciones en general, pues al carecer de costos variables, el ingreso es neto al proveedor, quien lo comparte generosamente con el promotor o afiliado independiente, así ambos ganan y se vende mucho.

Publicidad

La venta a través de afiliados es tan grande en el mundo digital que la pregunta a no es quién está, sino quién no está, pues hoy por hoy casi todas las empresas tienen programas de afiliados.

Existen organizaciones que son grandes marketplaces de afiliados como Rakuten, corporación líder de origen japonés que auspicia al Barça de España, y otras como Commission Junction, o la misma Amazon; hay empresas que independientemente crean sus propios planes como KLM, Lufthansa, Rogue Fitness, etcétera; lo cierto al caso es que la industria de marketing de afiliados genera miles de millones de dólares al año y crece día a día.

Los productos comercializados van desde ropa hasta audiolibros, desde suscripciones hasta boletos aéreos y pólizas de seguros, desde vitaminas hasta paquetes turísticos; hoy en la era cripto se están vendiendo NFT a través de afiliados, de modo que muy pronto el comercio mundial de productos físicos y virtuales gravitará alrededor de affiliate marketing.

Resumiendo:

¿Por qué es recomendable tener un plan de afiliados dentro del plan de ventas?

Publicidad

Porque permite agregar a miles de vendedores online independientes que solo cobrarán cuando se haya vendido, no antes, o sea, no hay costos fijos con ellos.

¿Cómo se sabe que una venta fue hecha a través de un afiliado?

Porque cada afiliado tiene un código, este registra el proceso transaccional y marca las comisiones ganadas producto de dicha venta.

¿Cuánto debe pagarse de comisiones a los afiliados?

Publicidad

Todo dependerá del precio de venta, del margen operativo o la dificultad de rotar un producto. En otras palabras, mientras más nuevo sea el producto, más alta deberá ser la comisión; si el producto es conocido y su venta fácil, la comisión podrá ser menor.

¿Cada cuánto tiempo se sugiere pagar comisiones si no hay crédito de por medio?

Es importante tomar en cuenta los tiempos de pago, pues en muchos casos hay políticas de devolución y si se pagan comisiones antes de que venzan las devoluciones, con seguridad se habrá perdido dinero.

Hoy por hoy, por ejemplo, El Corte Inglés paga comisiones al menos cada 90 días, pues sus políticas de devolución van de 30 a 60 días.

¿Affiliate marketing en qué se diferencia de marketing multinivel?

Con affiliate marketing no hay que cumplir metas para cobrar, es decir, si vendiste $ 300, y tu comisión es 50 %, ganaste $ 150, y punto; con marketing multinivel en muchos casos debes hacer recompras para poder cobrar comisiones.

Hoy, las empresas que adoptan marketing de afiliados pagan hasta dos o tres niveles en profundidad para asegurar la fidelidad de sus audiencias y motivar a líderes online para que armen grandes comunidades, de las que ganarán en función de las ventas agregadas, por ejemplo, si alguien tiene cien mil personas en su audiencia que generan negocios por diez millones de dólares mensuales, y la comisión es del 0,05 %, ganará $ 50.000 por mes. Así se crea riqueza y prosperidad en la Era 4.0.

(Y todo controlado electrónicamente)…

Affiliate marketing o marketing de afiliados llegó para quedarse, toda empresa que desee prosperar y crecer deberá contar con un plan, caso contrario será muy difícil competir en un mercado agresivo y cambiante, donde sus competidores sí pagan a terceros por vender sus productos.

Las oportunidades están ahí, sobre todo en Ecuador, donde todo está por hacerse. Las empresas que se adapten a esta nueva realidad, sin lugar a dudas, tendrán éxitos resonantes. (O)