Ecuador importó $ 10.145 millones en insumos para la producción local en el 2020, un 18 % menos que en el 2019. La reducción evidencia que hubo menos transporte marítimo, vía utilizada para movilizar el 80 % de las mercancías del mundo, debido al confinamiento, el que implicó un freno momentáneo de la producción mundial ante la pandemia del COVID-19.

El ingreso de los nuevos autos del 2022 demora más tiempo de lo normal por la crisis del transporte marítimo

La paralización provocó que los contenedores se queden varados y los sitios con demanda de enviar insumos y productos pues se quedaron sin ellos, especialmente en Asia.

La consecuencia es el incremento del costo logístico para traer las importaciones y enviar las exportaciones no petroleras que hace el país.

Publicidad

China es el principal proveedor de las importaciones no petroleras del Ecuador con una participación del 23 %, seguido por Estados Unidos al que se compra el 17 % del total de estas.

Los costos logísticos de las importaciones totales de países diferentes a China y Corea del Sur aumentaron un 36 % entre enero y agosto de este año respecto a igual período del 2020, pero el precio de traer de China subió 187 % y de Corea del Sur, 273 %, según Francisco Jarrín, presidente de la Cámara de Industrias de Guayaquil.

Los porcentajes se incrementan según el producto. El valor de transportar al Ecuador televisores chinos subió 483 % entre enero y agosto de este año con relación al mismo período del 2020; las motocicletas, 364 %; los neumáticos, 550 %; los vehículos automotores, 291 %; los herbicidas, 253 %; las lámparas ledes, 499 %.

En los momentos actuales es muy difícil trasladar estos costos al consumidor, especialmente porque la capacidad adquisitiva de la mayoría de la población no ha mejorado significativamente a lo largo del año, situación que incluso ha definido que durante este año las empresas compitan principalmente por precios, ya sea a través de promociones, o menores precios de forma directa”, dice Jarrín.

De momento, agrega, “la tendencia por parte de empresas y negocios ha sido asumir los nuevos costos, esto no puede mantenerse de forma indefinida, por lo que es necesario considerar las problemáticas que podrían presentarse en los próximos meses”.

Las exportaciones también están afectadas por el mayor costo logístico de los fletes.

Publicidad

Xavier Rosero, vicepresidente de la Federación Ecuatoriana de Exportadores (Fedexpor), asegura que las consecuencias se evidenciarán más en este último trimestre del año. “El sector agrícola exportador está prácticamente estancado. Y en importaciones de maquinaria (bienes de capital) estamos por debajo debido primero a que la economía todavía no se recupera a un nivel importante como para que las empresas inviertan, y segundo porque ya se empieza a ver el impacto de las tarifas desbordantes de los fletes navieros”.

Desde enero hasta agosto de este año se obtuvo un 10 % menos de divisas por las exportaciones de banano, 26 % menos por las de madera, 4 % menos por las de brócoli y 0,2 % menos por las de cacao con respecto al mismo periodo del 2020, mercancías que se envían por mar a destinos lejanos, lo que dificulta el transporte.

Hoy es más complicado llegar a Rusia, al bloque de la Unión Europea y a China, Japón o India, en el continente asiático. La Fedexport prepara un estudio sobre el impacto de la crisis del transporte marítimo en las exportaciones, que se presentará en las próximas semanas.

La crisis de contenedores, añade Rosero, es más visible entre septiembre y octubre cuando se embarcan la mayor parte de los artículos navideños que llegan al país. “Esos productos serán más costosos y se evidenciará una reducción más clara de las importaciones”.

Las importaciones de maquinaria (bienes de capital) suman $ 3.216 millones desde enero hasta agosto de este año, aún por debajo del nivel prepandemia cuando se trajeron $ 3.698 millones en igual periodo del 2019. Lo mismo con la traída de bienes de consumo que sumaron $ 3.219 millones este año. En 2019 se compraron $ 3.221 millones en productos finales.

Pero la disminución se observará más en volumen transportado. Lo que sucede es que cuando no había el problema de la falta de contenedores con $ 100 se traían dos máquinas (ejemplo hipotético), pero con los precios inflados llegará una sola con el mismo valor, dice Rosero.

Pablo Jiménez, vicepresidente de la Cámara de Industrias y Productividad, afirma que el problema responde a que los contenedores no están donde deberían estar. “Salió mucho cargamento desde China, pero los contenedores ya no regresaron a ese país, lo que subió los fletes de manera drástica”.

La traída de un contenedor desde China hasta Ecuador costaba hasta $ 2.000 antes de la pandemia, pero ahora hay casos en los que su precio llega a los $ 12.000, sostiene Jiménez, lo que aumenta el costo de producción. Esto también tiene un impacto en el pago de aranceles cuyo cálculo se hace con base en el precio CIF (costo de la mercancía del seguro y del flete).

El bloqueo del canal de Suez, en Egipto, que conecta el mar Mediterráneo con el océano Índico, en marzo pasado debido al encallamiento de un buque internacional también trastocó el movimiento normal del comercio marítimo, dice el vicealmirante Milton Lalama, director ejecutivo de la Cámara Marítima del Ecuador.

Esto produjo “el cierre de puertos, centros de producción, congestión de naves y en consecuencia de puertos, retrasos en itinerarios, reducción de espacios y falta de contenedores lo que produjo la disrupción de la cadena logística”.

La gasolina es lo que más subió de precio en el último año

El reporte de inflación del INEC indica que la gasolina Súper es la que más inflación acumulada tiene en el último año. Foto: El Universo

Los cinco productos con mayores incrementos hasta septiembre último son la gasolina de alto octanaje con una inflación acumulada del 37 %, aceite vegetal (+ 35 %), gasolina ecológica y de bajo octanaje (+ 35 %) y diésel (+ 27 %).

También hay aumentos en neumáticos (+ 8 %), pintura (+ 7 %), máquinas para ejercicios (+ 7 %), ollas (+ 6 %), gel y fijador de cabello (+ 6 %), whisky (+ 6 %), colchones (+ 5 %), ventiladores (+ 5 %), motocicletas (+ 4 %), equipos reproductores de sonido (+ 4 %), bombas de agua (+ 3 %), computadores de escritorio (+ 3 %), informa la Cámara de Industrias de Guayaquil (CIG) basada en el reporte de inflación del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC).

La mayoría de incrementos, según el organismo oficial de cifras, son de un solo dígito y en determinados artículos.

El alza del costo logístico del comercio exterior se dio en diferentes magnitudes según el grupo de productos importados, informa la CIG. Las importaciones de materias primas (insumos productivos) de China subieron 215 % respecto al 2020; en maquinaria (bienes de capital), el incremento es del 230 % y en bienes de consumo (productos terminados), 163 %.

El incremento fue paulatino. “A enero de este año, el incremento del costo logístico, en términos generales, para las importaciones procedentes desde China fue de 67 %, en junio fue de 128 %, en julio fue de 423 % y en agosto fue de 455 %”, manifiesta Jarrín. (I)