Dentro de 40 días se activará el clima electoral por la consulta popular y referéndum que promete la ‘lucha’ contra la inseguridad y violencia, para lo que la sociedad civil se alista a tomar una postura a favor o en contra, o a promover un voto informado.

El Consejo Nacional Electoral (CNE) arrancó con la preparación del proceso y la fecha prevista para el sufragio es el 21 de abril próximo, respecto de once preguntas de las que seis son de consulta (reformas legales) y otras cinco de referendo (enmienda y reforma constitucional).

Diez son iniciativa del presidente en funciones, Daniel Noboa, y una es una reforma parcial a la Constitución que impulsó el exmandatario Guillermo Lasso.

Publicidad

De acuerdo con el calendario oficial, desde el 28 de febrero y hasta el 4 de marzo las organizaciones políticas o sociales podrán inscribirse en el CNE para promocionar el Sí o el No sobre las once propuestas o algunas de ellas.

El 7 de marzo se conocería el listado final de los grupos aprobados, que accederán a recursos públicos a través del Fondo de Promoción Electoral (FPE) para el financiamiento de los mensajes en medios de comunicación.

Hacer esta elección requeriría de un monto estimado de $ 60 millones, de los que unos $ 900.000 serían para el fondo.

Publicidad

Será un periodo corto para patrocinar las dos opciones, pues, si bien la ley electoral determina que no deberá exceder los 45 días, en este caso el CNE ha dispuesto doce días: del 7 de abril al 18 de abril.

Más allá de lo logístico, operativo y presupuestario, se proyecta un ambiente sui generis para este ejercicio de democracia directa.

Publicidad

En un contexto de violencia e inseguridad ciudadana que enfrenta Ecuador por el narcotráfico y sus delitos conexos, los actores políticos o sociales meditarán la opción a impulsar. ¿Podrán decir No a un cuestionario que ofrece acciones para combatir este fenómeno con cambios a varias leyes y a la Constitución?

El partido Unidad Popular (UP) tiene tomada una decisión: incentivar el No a la enmienda constitucional para viabilizar el contrato de trabajo a plazo fijo y por horas, y la que reconoce el arbitraje internacional para solucionar controversias en materia de inversión.

El director nacional de UP, Geovanni Atarihuana, contó que el 28 de febrero irán al Consejo para inscribirse y hacer campaña.

“Unidad Popular va a participar en el debate y tomar posición por esta consulta. Inicialmente, vamos a promover el No a la pregunta relacionada con el trabajo por horas para defender a los ecuatorianos de la explotación laboral y sobre el arbitraje internacional, que nos parece totalmente inconveniente”, argumentó.

Publicidad

Para él, las seis preguntas relacionadas con seguridad son “inútiles” porque, de ganar el Sí, lo que ocurrirá es que el Ejecutivo enviará proyectos de reformas a la Asamblea Nacional para su trámite en 60 días.

“El presidente de la República podría ahora mismo presentar proyectos legales, pero esto parece más una cobertura para decir: ‘Es para resolver la inseguridad’. Es bastante inoficiosa la consulta, porque ninguna es de cumplimiento inmediato ni hará cambios inmediatos. Pero vamos a estudiar los anexos”.

La directiva nacional del Partido Social Cristiano (PSC) se reunirá en los siguientes días para elaborar un comunicado que incorpore la posición que tomará frente a las once preguntas.

Lo probable es que el partido dirá Sí a la propuesta, explicó el presidente del partido, Alfredo Serrano. No obstante, no harán una promoción ni se inscribirán en el CNE.

En las filas del partido SUMA, su presidente, Guillermo Celi, auguró un apoyo a la consulta por ejes como la extradición y el de la participación de las Fuerzas Armadas en la lucha contra la inseguridad.

Celi, excandidato presidencial, cree que oponerse al cuestionario “que propone medidas contra la delincuencia, el terrorismo… sería una locura”.

Y, aunque Guillermo Lasso propuso la figura de la extradición en el referéndum de febrero de 2023, el electorado le dijo No a sus ocho preguntas, pues la hizo “en el peor momento de aprobación del expresidente. (…) Las consultas están ancladas a la popularidad de un presidente”, opinó Celi.

Entre las once preguntas está la reforma parcial al artículo 158 de la Constitución para que las Fuerzas Armadas puedan actuar en la seguridad interna de forma complementaria con la Policía Nacional.

La promoción de la propuesta será una decisión que se tomará a la interna del movimiento Creando Oportunidad (CREO) en una asamblea que se efectuaría antes del 28 de febrero.

Juan Fernando Flores, militante de CREO y exconsejero del gabinete de Lasso, explicó que será en este encuentro en donde definirán las acciones a seguir.

El movimiento CREO todavía no define una postura oficial sobre la consulta de Daniel Noboa, pero su militancia se inclina por el apoyo al Sí. Foto: Tomado de X (@CREOEcuador)

“Creo que las cuatro enmiendas tienen un parecido a lo que propuso el expresidente Lasso, pero en adelante hay que pensar en función de país y no con discursos de que ‘Como no es nuestra consulta, entonces no vamos a apoyar’. Siempre dijimos que este era un tema de justicia, democracia, y de fortalecer la institucionalidad”, opinó Flores.

En tanto que el mandatario aún no cuenta con un movimiento político que lo represente para promover el Sí.

Daniel Noboa Azín fue candidato presidencial por la alianza ADN, nombre que busca representar a un movimiento político que está en proceso de verificación de firmas en el Consejo Nacional Electoral. Foto: Cortesía/Archivo

En el CNE está en trámite de inscripción como organización política Acción Democrática Nacional (ADN), nombre que cobijó su candidatura presidencial en los comicios anticipados de agosto y octubre del 2023, mediante una alianza electoral entre los movimientos Pueblo, Igualdad y Democracia (PID) y Mover.

El vicepresidente del CNE, Enrique Pita, recordó que la Constitución y la ley prohíben que las autoridades gubernamentales hagan proselitismo con recursos públicos. “El Gobierno como Gobierno no puede hacer campaña, no puede utilizar los recursos públicos para respaldar su propuesta de consulta; quizás los colectivos afines lo hagan», indicó la autoridad en un diálogo en radio Sucesos.

El colectivo ADN aún no devela a su vocero, pero se dinamizan sus redes sociales con la difusión de banners alusivos a las preguntas de la consulta.

Desde la sociedad civil

En otras esferas de la sociedad civil, la Fundación Ciudadanía y Desarrollo (FCD) no hará campaña electoral, pero sí voto informado.

El director de la FCD, Mauricio Alarcón, aclaró que no harán campaña y tampoco tomarán una postura a favor o en contra de la propuesta presidencial. “Lo que hemos hecho en anteriores procesos, y probablemente lo volvamos a hacer, es procurar un voto informado para decirle a la ciudadanía los efectos de cada pregunta. El rol de la sociedad civil debe ser orientador para que la población pueda sacar sus propias conclusiones”.

Otros críticos al gobierno de Noboa son la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie), la Alianza Regional por los Derechos Humanos y más grupos afines que desaprobaron la consulta popular inicial porque incluía una iniciativa sobre la explotación minera.

La Corte Constitucional (CC) no aprobó la tématica de la minería y Noboa no insistió en ella. Por ello, sus cuestionamientos bajaron de tono.

A criterio del catedrático y analista Esteban Ron, los doce días de campaña se caracterizarán por ser una “aplanadora” que dirá “sí por la seguridad, para eliminar la corrupción de los jueces y aprobar la extradición. Será una campaña de arrastre por el Sí a todo el cuestionario, lo que va a invisibilizar los anexos”.

Va a ser una campaña superficial, además que el Gobierno no tiene una oposición férrea que lo complique, salvo que se desajuste un acuerdo con las fuerzas políticas… Esta consulta fue pensada para presionar a la Asamblea y aprovechar la desazón que hay en la opinión pública; sin embargo, esto produce un desgaste con la institución consulta popular, porque vendrá un próximo presidente y propondrá otra consulta.

Esteban Ron, catedrático y decano de la universidad Uisek

También, “será una catapulta para el presidente Daniel Noboa, porque mantiene un alto nivel de aceptación, que en Ecuador son esos momentos que duran poco”.

El debate por el No podría resultar “inoficioso” indicó Ron, por preguntas como la extinción de dominio de bienes ilícitos: para qué nos consultan si ya se aprobó una ley en la Asamblea Nacional.

“Las seis propuestas son cambios al Código Orgánico Integral Penal, pero ahora mismo se está tramitando en la Asamblea un paquete de reformas para el endurecimiento de las penas; entonces, para qué. No será parte de la campaña, pero sí habrá un análisis jurídico: ‘La consulta va a resultar inoficiosa en al menos seis preguntas y entonces para qué el gasto de recursos’, se dirá”, enfatizó Ron. (I)