Apreciados lectores, este es un tema que veo frecuentemente en la consulta: las personas acuden con síntomas de depresión, ansiedad o confusión; ya han visitado médicos y realizado exámenes de laboratorio, y no se encuentra nada. Al profundizar sobre lo que les sucede nos encontramos con que viven en relaciones de maltrato psicológico, situación que los toma desprevenidos.

La Dra. Robin Stern, directora adjunta del Centro de Inteligencia Emocional de la Universidad de Yale, ha sido pionera en esta investigación.

El efecto luz de gas es un tipo de maltrato encubierto, silencioso; puede presentarse en hombres, mujeres, adolescentes, niños, en el plano laboral o familiar. Se consigue manipular la percepción de otra persona, negando la realidad de un hecho concreto, dando por sucedido algo que nunca ocurrió o distorsionando la información para que la persona llegue a dudar de su juicio o memoria.

Publicidad

Esto es una manipulación emocional que tiene el objetivo de lograr dominar el pensamiento y las acciones de otro, para que no vea lo que está pasando. El manipulador busca mantener su posición de superioridad y genera poco a poco un ambiente de abuso emocional, maltrato, infidelidad, indiferencia hacia su pareja, entre otros.

Hay que reconocer que este trastorno tiene una responsabilidad compartida, pues las dos partes están implicadas: por un lado está la persona que necesita mantener un control excesivo para preservar su poder, y del otro está la que acepta y permite que definan su realidad y que busca aprobación.

¿Está sufriendo maltrato psicológico conocido como ‘luz de gas’?

  1. Se cuestiona constantemente a usted mismo.
  2. A menudo se siente alterado.
  3. Sabe que algo anda mal, pero no puede aceptarlo.
  4. Tiene problemas para tomar decisiones sencillas.
  5. La conducta en público es totalmente diferente a la que hay en privado.
  6. Tiene explosiones de ira repentinas.
  7. Tiene una relación de pareja inestable.
  8. Recuerda sus peores temores.
  9. Se culpabiliza con facilidad.

¿Por qué aceptamos esta situación?

La mayoría de personas maltratadoras que hacen luz de gas suelen tener crisis de explosión emocional que arrasan con todo lo que hay alrededor. La persona que está atrapada en este tipo de relación teme las consecuencias y termina por estar dispuesta a cualquier cosa por evitarlo.

Publicidad

¿Cómo liberarse?

  1. Aclare sus pensamientos y sentimientos: ¿esta es la relación que quiere? ¿Qué le gustaría cambiar? ¿Qué es lo que no puede soportar?
  2. Hable con alguien en quien confíe.
  3. Consulte con su psicólogo de confianza.

Tengamos en cuenta que todas las personas tenemos la opción de mejorar nuestra vida. (O)